Público
Público

EEUU eleva los tipos de interés al 1,25% y prevé una subida más en 2017

La Reserva Federal eleva ligeramente su previsión de crecimiento del PIB estadounidense  al 2,2 % en 2017

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Edificio de la Reserva Federal (el banco central de EEUU) en Washington. REUTERS/Kevin Lamarque

El Comité Ejecutivo (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido en su reunión de este miércoles incrementar en 0,25 puntos básicos la tasa de interés de referencia, que a partir de ahora se sitúa entre el 1% y el 1,25%, según informó en una nota el organismo presidido por Janet Yellen, que prevé una subida más de los tipos antes de que finalice 2017.

La decisión del FOMC se produce tres meses después de la primera subida de tipos del año, tras mantenerlos en la reunión de mayo, y se corresponde con las expectativas de los mercados financieros.

acuerdo al cuadro de previsiones macroeconómicas, la institución proyecta que los tipos de interés se situarán entre el 1,25 y el 1,5% a finales de 2017, lo que implicaría una subida más de tipos de 0,25 puntos básicos en lo que queda de año.

La Fed, que con esta decisión, de la cual discrepó únicamente el presidente de la institución de Minnesota Neel Kashkari, consolida el proceso hacia la normalización monetaria.

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, en una rueda de prensa en la sede del banco central estadounidense en Washington. REUTERS/Joshua Roberts

En este sentido, atribuye el endurecimiento de las condiciones financieras al fortalecimiento del mercado de trabajo y a la expansión "moderada" del la economía estadounidense, ya que los riesgos a corto plazo de las perspectivas económicas "están equilibrados".

El organismo estimó que las condiciones del mercado laboral se han "moderado", si bien continúan siendo "sólidas", además de que la tasa de desempleo ha disminuido. Asimismo, indicó que la actividad económica sigue expandiéndose a un ritmo "moderado", variables que la Fed cree que mejorarán a medida que se aumentan los tipos. En cuanto al retroceso de la inflación, la Fed lo ha considerado como transitorio.

Comenzará a reducir de manera gradual su balance antes de que finalice el año, tras la compra de bonos durante la crisis

De igual modo, el organismo dio una idea en torno a su objetivo de reducir su balance de más de 4 billones de dólares de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas, la mayoría de los cuales fueron comprados a raíz de la crisis financiera. "El comité espera comenzar a implementar un programa de normalización del balance antes de finalizar este año, siempre y cuando la economía evolucione como se prevé", indicó la Fed en un comunicado.

A este respecto, y en un contexto en el que el dólar ha caído casi un 3% desde mediados de mayo, el analista de ETF Securities, Martin Arnold, indicó que la moneda estadounidense podría debilitarse aún más con esta subida de tipos.

El mercado laboral estadounidense generó 138.000 nuevos puestos de trabajo no agrícola durante el pasado mes de mayo, mientras que la tasa de paro se situó en el 4,3%, la más baja desde mayo de 2001, según los datos del Departamento de Trabajo estadounidense.

No obstante, la expansión económica de Estados Unidos alcanzó el 1,2%, después de haberse revisado el dato desde el 0,7% apuntado previamente. Asimismo, la inflación interanual en abril se situó en el 1,9%, con un retroceso de la inflación mensual del 0,1%.

La próxima reunión del organismo monetario se celebrará durante los próximos días 25 y 26 de julio.

Actualización del cuadro macroeconómico

En la actualización trimestral de su cuadro macroeconómico, la institución con sede en Washington revisa una décima al alza su previsión de crecimiento del país norteamericano para 2017 en el 2,2%, y mantiene su previsión para 2018, en el 2,1%. Además, mantiene el pronóstico de crecimiento del PIB en el 1,9% en 2019.

Asimismo, ha mejorado sus previsiones de desempleo para los próximos tres años. De esta forma, revisa la tasa de desempleo dos décimas a la baja para 2017, hasta el 4,3%, y hasta tres décimas para los próximos dos años, hasta el 4,2%.

El escudo de la Reserva Federal, en la sede del banco central estadounidense, en Washington. REUTERS/Joshua Roberts

En cuanto a la inflación, estima que cerrará 2017 en el 1,6%, por debajo de la previsión anterior de un 1,9%, y pronostica que se situará en el objetivo del 2% en 2018 y 2019.

Esta revisión a la baja de la inflación coincide con los datos publicados este miércoles por el Departamento de Trabajo, en el que se apuntaba a una retroceso inesperado de un 0,2% del IPC en mayo.

Respecto a los tipos de interés, la Fed se mantiene en línea con el cuadro económico anterior en cuanto a 2017 y 2018, pero revisa una décima a la baja su estimación para 2019.

De esta forma, proyecta que el precio del dinero se situará a finales de 2018 en el 2,1%, pero se quedará en el 2,9% en 2019, frente a la estimación anterior del 3%, que es el objetivo a largo plazo de la institución.