Publicado: 28.09.2015 16:03 |Actualizado: 28.09.2015 16:03

Las empresas de autobuses denuncian a Renfe por regalar viajes de Cercanías a pasajeros del AVE

Confebus asegura que en 2013 Renfe ganó 3,25 millones de pasajeros mientras que las empresas de autobuses perdieron 1,4 millones y durante estos años se ha mantenido la misma tendencia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Tren AVE en la estación madrileña de Atocha. E.P.

Tren AVE en la estación madrileña de Atocha. E.P.

La Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebus) ha denunciado a Renfe ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por presunto abuso de posición de dominio en el transporte de pasajeros, en concreto por ofrecer viajes gratis en Cercanías a viajeros de AVE y larga distancia. En su denuncia, presentada hoy, Confebus acusa a Renfe de aplicar precios inferiores a los costes reales "provocando la exclusión de otros operadores del mercado o perjudicándolos gravemente".

Según la patronal del transporte de viajeros por carretera, estas conductas "pueden suponer un grave daño a la competencia y poner en riesgo miles de empleos, así como el bienestar de consumidores y usuarios". El copresidente de esta patronal, Rafael Barbadillo, ha asegurado hoy en rueda de prensa que la entidad pública podría estar realizando un "empaquetamiento ilícito" al ofrecer el servicio gratuito de Cercanías a los pasajeros que compran billetes de AVE y larga distancia.



Subrayan que en 2013 Renfe ganó 3,25 millones de pasajeros mientras que las empresas de autobuses perdieron 1,4 millones y durante estos años se ha mantenido la misma tendencia

Además podría estar aplicando subvenciones cruzadas entre los servicios comerciales (AVE y larga distancia) y los sometidos a servicio público, lo que supondría una mala aplicación de las subvenciones del Estado. Según Barbadillo, desde febrero de 2013 Renfe ha puesto en marcha una política comercial "muy agresiva" que está perjudicando al transporte en autobús, un sector que genera 88.000 empleos directos y factura 3.700 millones al año.

Aunque la patronal no ha cuantificado las pérdidas económicas, Barbadillo ha subrayado que en 2013 Renfe ganó 3,25 millones de pasajeros mientras que las empresas de autobuses perdieron 1,4 millones y durante estos años se ha mantenido la misma tendencia. Barbadillo ha recordado que la Alta Velocidad y el transporte en autobús han convivido sin problemas desde 1992 porque estaba "muy bien definido" el nicho de mercado de cada uno y ha criticado que el Ministerio de Fomento quiera llenar ahora los trenes "a cualquier precio".

"Si regalamos los billetes, seguro que van llenísimos. La calidad y la velocidad en el transporte se traduce en coste y precio", ha puntualizado. Según Barbadillo, las líneas de alta velocidad tienen un nicho de mercado y, antes de construir las infraestructuras, debería haberse planteado si había suficiente demanda. Por otra parte, desde Confebus señalan que estas prácticas podrían estar impidiendo la aparición de nuevos operadores de transporte de pasajeros por ferrocarril en un momento en el que se prevé una apertura gradual a la competencia de ese mercado.

A juicio de Barbadillo, estos operadores no pueden competir en igualdad de condiciones por las ventajas que podría estar obteniendo Renfe a través de la separación del coste de infraestructura real que soporta Adif y que no repercute totalmente a la operadora. El copresidente de Confebus ha adelantado que la patronal se reunirán con todos los partidos políticos de cara a las próximas elecciones para hablar de política de transporte. Confebus nació en julio de 2014 de la integración de las dos principales patronales del sector, Asintra y Fenebus.