Público
Público

Un fondo buitre saca a bolsa las viviendas sociales que le compró a Botella

La socimi Fidere Patrimonio, controlada por el fondo Blackstone, tiene una cartera de 2.688 pisos protegidos

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:

Sede del fondo Blackstone, en Nueva York. REUTERS

MADRID.- El fondo estadounidense Blackstone sacará a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), la bolsa para las pymes, a Fidere Patrimonio, la socimi que ha constituido con el parque de viviendas protegidas compradas en Madrid.

El fondo ha constituido Fidere Patrimonio con la cartera de 23 promociones de viviendas protegidas en alquiler, que suman 2.688 pisos, que el fondo ha comprado en los últimos años, principalmente en la Comunidad de Madrid.

En concreto, la socimi cuenta con las 1.200 viviendas protegidas que Blackstone adquirió a la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Madrid en octubre de 2013, ubicadas en los distritos de Carabanchel, Vallecas y Villaverde.

Asimismo, integra 436 pisos, también protegidos, comprados a Sareb en febrero de 2014 y repartidos por las localidades madrileñas de Rivas, Alcorcón y Valdemoro, además de por Guadalajara y Barcelona.

Además, cuenta con las 508 viviendas protegidas de Getafe y Móstoles compradas también a Sareb en noviembre del pasado año, y las 600 viviendas adquiridas a una empresa en Torrejón de Ardoz y Paracuellos de Jarama el pasado mes de diciembre.

Con su salida al MAB, además de cumplir con el régimen de las socimis, la firma de Blackstone pretende también dotarse de un mecanismo de financiación para captar recursos con los que costear el futuro crecimiento de la empresa, además de "aumentar la notoriedad de la compañía y abrirla a nuevos accionistas", según indica en el folleto explicativo de su salida a Bolsa.

En este sentido, Fidere Patrimonio indica que centrará su política de inversión en incorporar nuevas sociedades con cartera inmobiliaria participadas por fondos de inversión de Blackstone y por "analizar las oportunidades de inversión que presente el mercado".

Los títulos de esta nueva socimi empezarán a negociarse el próximo lunes, 29 de junio, a 21,08 euros por acción, un precio que supone valorar la empresa en 212 millones de euros, según informó la compañía.

No obstante, la socimi indica que por el momento se centra en gestionar su actual cartera de viviendas "con el objetivo de incrementar la rentabilidad de los accionistas".

Para ello, indica que su política de arrendamiento de los pisos protegidos se basa en "seleccionar clientes con solvencia económica y visibilidad de ingresos a largo plazo", con el fin de elevar el porcentaje de ocupación de sus viviendas.

En concreto, la empresa pide al inquilino sus dos últimas nóminas y se asegura de que el porcentaje que dedicará al pago del alquiler no supera el 40% de su renta, así como de que no esté inscrito en registro de morosos de Asnef.

De esta forma, considera que se "ha producido una evolución hacia un perfil de inquilino fiable en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales y, desde el punto de vista de negocio, más estable".

La socimi de Blackstone pretende que su parque de viviendas alcance un porcentaje de ocupación de entre el 80% y el 95%, frente al del 76% que presenta actualmente y el del 68% que registraba a cierre de 2014.

Por el momento, Fidere Patrimonio cerró 2014 con un beneficio neto de 1,6 millones euros, con lo que superó los 'números rojos' contabilizados en el ejercicio precedente.

La facturación de la socimi sumó 5,54 millones de euros, de los que 4,6 millones provienen de las viviendas protegidas compradas en Madrid a la EMV.

En el capítulo financiero, la firma soporta un endeudamiento financiero neto de unos 65,7 millones de euros, monto equivalente al 22% del valor de mercado de los activos. La sociedad estima que este "reducido" apalancamiento "fomentará el pago de dividendos".