Publicado: 28.09.2016 21:52 |Actualizado: 28.09.2016 22:02

El Gobierno estudia la fusión de Bankia con Banco Mare Nostrum

El Estado, a través del FROB, controla un 65% de cada una de las entidades que suman más de 2.500 oficinas y 17.350 empleados. Justifica la operación para optimizar su valor y recuperar parte de los 24.000 millones de dinero público que han recibido

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
La sede de Bankia en una de las Torre Kio de Madrid. REUTERS/Susana Vera

La sede de Bankia en una de las Torre Kio de Madrid. REUTERS/Susana Vera

MADRID.- El Gobierno, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB, el organismo gestor del rescate de la banca, vinculado al Ministerio de Economía y al Banco de España), está analizando una posible fusión entre las entidades nacionalizadas Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN), para tratar de optimizar su valor y recuperar parte de los 24.000 millones de euros de dinero público que han recibido (Bankia ha recibido ayudas estatales de 22.424 millones, mientras que BMN adeuda al Estado 1.645 millones).

El Estado, a través del FROB, controla un 65% de cada una de las entidades, que sumarían más de 2.500 oficinas y 17.350 empleados en España.



En un hecho relevante remitido al regulador bursátil, la CNMV, BFA, la matriz de Bankia, confirma que el FROB está estudiando, entre las distintas alternativas para las entidades en manos del Estado, su fusión con BMN. La comisión rectora del organismo ha ordenado la puesta en marcha de las medidas necesarias para analizar "la reordenación de sus entidades de crédito participadas, mediante la fusión de Bankia y Banco Mare Nostrum explorando, al mismo tiempo, otras posibles alternativas".

Tras señalar que a día de hoy se trata simplemente de una actuación en estudio sin decisiones tomadas, dijo que la finalidad de la operación sería "optimizar la capacidad de recuperación de las ayudas públicas".

Una oficina de Banco Mare Nostrum (BMN).

Una oficina de Banco Mare Nostrum (BMN).

Se trataría en todo caso, previsiblemente, de una absorción, dado el tamaño de Bankia, cuyos activos superaban 203.500 millones a cierre de junio, frente a poco más de 40.600 millones de BMN. El volumen de crédito de Bankia (entidad resultado de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas más) ronda 116.500 millones, muy superior a los cerca de 23.500 millones de BMN (fruto de la unión de Caja Murcia, Caja Granada y la balear Sa Nostra). El nuevo banco atesoraría más de 130.000 millones de euros en depósitos y su morosidad rondaría el 10% (la de Bankia era del 9,8% a cierre de junio y la de BMN, del 10,8%).

El mal tono de los mercados, en particular con los bancos tras renovadas preocupaciones sobre la salud del sector en Italia e incluso Alemania, dificultaría la idea inicial de colocar en bolsa BMN.

Bankia apenas tiene presencia en las provincias en las que BMN concentra la mayor parte de sus oficinas, aunque una eventual fusión probablemente requeriría un nuevo proceso de ajuste de personal y sucursales.

En todo caso, el proceso de estudio de la operación, que se realizaría con un canje de acciones, llevará tiempo ya que habría que revisar balances y realizar valoraciones y cálculos de ahorros, dijo una fuente bancaria. 

Etiquetas