Público
Público

Huelga en El Prat El Gobierno mandará más guardias civiles a El Prat e impondrá un arbitraje

El comité de crisis Las nuevas medidas se llevarán a cabo a partir del próximo lunes 14, cuando está previsto que los trabajadores de Eulen comiencen la huelga indefinida.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:

Un agente de la Guardia Civil en un control de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde se han vuelto a registrar colas de hasta una hora. EFE/Quique García

La Guardia Civil reforzará su presencia en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y asumirá funciones en el control de viajeros para garantizar el orden y la seguridad en la instalación ante la huelga indefinida convocada para el lunes por los empleados de Eulen. Así lo ha anunciado este viernes  ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tras la reunión del comité de crisis para analizar medidas ante la huelga de trabajadores en El Prat. 

Las nuevas medidas se llevarán a cabo a partir del próximo día 14, cuando está previsto que los trabajadores de Eulen, la empresa que gestiona el servicio del control de viajeros, comiencen una huelga indefinida. Ese mismo lunes se decidirá si se tomarán nuevas medidas según se desarrollen las jornadas del fin de semana. 

De la Serna también ha avanzado que el Gobierno, en colaboración con la Generalitat, iniciará el procedimiento para establecer un laudo con un arbitraje de cumplimiento obligatorio que ponga fin al conflicto entre la dirección y los trabajadores de Eulen. 

El comité de crisis ha decidido pedir a la Abogacía General del Estado que elabore los informes pertinentes para evaluar la posibilidad de obligar a realizar un laudo arbitral. El ministro ha señalado que, de momento, sólo se estudia esta posibilidad por si es necesario recurrir a esta figura.

De la Serna ha asegurado que el comité de crisis ha decidido que la Guardia Civil refuerce los controles de seguridad "ante las expectativas que existen de una huelga mucho más dura" a partir del lunes, y teniendo en cuenta que las colas se han producido también durante los días en que no había paros convocados.

"El escenario no es, desde luego, nada favorable, dado los incidentes que ya se han producido en relación al comportamiento de los trabajadores", ha lamentado el ministro, que ha hecho referencia a llamamientos del comité de huelga de Eulen a generar colas.

Aunque no ha cifrado el número de efectivos adicionales que será necesario desplegar en el aeropuerto barcelonés, donde la Guardia Civil ya está presente, el ministro ha apuntado que los guardias estarán presentes tanto en los arcos de seguridad como en los escáneres y que asumirán funciones ejecutivas. Para ello, el ministro ha anunciado que se ha iniciado un proceso de formación de efectivos en las técnicas necesarias, como la radioscopia.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se dirige a la rueda de prensa que ha ofrecido en Barcelona tras la reunión del Comité de Crisis por la huelga en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. EFE/Toni Albir

Asimismo, ha manifestado que se garantizará la coordinación en todo momento con los Mossos d'Esquadra y la Policía Local, que tienen las competencias de seguridad y control del orden público fuera de los controles de acceso.

De la Serna ha asegurado que la voluntad de todo el mundo es que se pudiera alcanzar algún tipo de acuerdo antes del lunes para evitar la huelga, pero ha afirmado que "hay que se realistas", después de lo que ocurrió este jueves en la asamblea de trabajadores.

El ministro ha vuelto a reprochar al comité de huelga que no se limitara a presentar la propuesta de la mediación, aceptada por la empresa, para que la valoraran los trabajadores, sino que presentaran otras alternativas que nunca formaron parte de la negociación, y ha criticado la posición "inflexible" del comité de huelga. "La respuesta (de los trabajadores) no ha podido ser más inflexible y ha demostrado una nula voluntad de alcanzar un acuerdo en el proceso, pero no tenemos ningún 'pero' en cuanto a la función de la mediación", ha valorado.

La reunión del Comité de Crisis, que ha durado algo más de una hora y cuarto en la Delegación del Gobierno en Barcelona, se ha celebrado después de que ayer los trabajadores rechazaran en asamblea la propuesta de mediación presentada por la Generalitat y apoyaran otra opción no negociada con la empresa que supone una subida de 250 euros por quince pagas.

Además del ministro, en la reunión del comité han participado el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; el presidente de AENA, José Manuel Vargas; la directora del aeropuerto, Sonia Corrochano; y el general en jefe de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo, entre otros mandos.​