Publicado: 29.07.2016 13:35 |Actualizado: 29.07.2016 13:38

El Gobierno sube la previsión del PIB al 2,9 % en 2016 y la baja al 2,3 % en 2017

Según el Ministerio de Economía, con estas previsiones se encadenarán cuatro años de crecimiento y de creación de empleo y la economía española generará capacidad de financiación frente al exterior por sexto año consecutivo en 2017.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
De Guindos

El ministro de Economía, Luis De Guindos./ EFE

MADRID.- El Gobierno en funciones ha elevado la previsión del PIB al 2,9 % en 2016 mientras que para 2017 la ha reducido al 2,3%, según consta en la actualización del cuadro macroeconómico aprobado por el Consejo de Ministros.

El Ejecutivo estima que la economía española avanzará este año dos décimas más que la previsión realizada en abril que era del 2,7% y baja una décima la de 2017 respecto a la inicialmente prevista del 2,4%.



Según el nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno la demanda nacional aportará al PIB el 3,2% este año y el 2% el que viene, mientras que el sector exterior restará el 0,3 % y el 0,2 %, respectivamente. El consumo privado crecerá el 3,3% en 2016 y el 2,6% en 2017 mientras que el relativo a las administraciones públicas lo hará el 1 % y el 0,9 % en cada año.

Por otra parte, la inversión aumentará el 5,4% este año y el 4,2% el siguiente, impulsada por un incremento de la inversión de bienes de equipo (del 8% en 2016 y del 5,2% en 2017) y de la de la construcción (4,3% y 3,9%).

Las exportaciones
subirán el 5,4 % y el 5,7 % este año y el que viene al mismo tiempo que las importaciones repuntarán hasta el 7 % y el 6,7 %.

Según el Ministerio de Economía con estas previsiones se encadenarán cuatro años de crecimiento y de creación de empleo, la economía española generará capacidad de financiación frente al exterior por sexto año consecutivo en 2017. Así, la capacidad de financiación frente al exterior se mantiene en el 2,4 % y el 2,2 %, respectivamente.

Estas cifras servirán de base para la elaboración de los Presupuestos de 2017 y pueden considerarse realistas y prudentes si se tiene en cuenta que, según el avance del PIB publicado por el INE correspondiente al segundo trimestre del año en curso, el crecimiento anual de la economía española se sitúa en el 3,2%. Para 2017 por el contrario, el Ejecutivo en funciones considera que el PIB crecerá una décima menos de lo previsto en abril de este año, hasta el 2,3%.

Explica que esta reducción se debe a una menor aportación de la demanda nacional, en concreto, de la inversión tanto en construcción como en bienes de equipo. Según el Ministerio de Economía el nuevo cuadro macro estima que el PIB real mantendrá una velocidad de crucero media del 2,6% entre este año y el próximo, pese a las incertidumbres en el entorno internacional.

Esta cifra supera la media de la zona euro prevista por los organismos internacionales (el 1,6% y el 1,5% en estos dos años) y se produce, pese a que las perspectivas de crecimiento de la economía mundial se han revisado a la baja respecto de lo que se proyectaba la pasada primavera (hasta el 3,1% y el 3,5%), aunque con una evolución a mejor.