Público
Público

La gran banca gana 11.651 millones en 2015, un 8,1% más

Casi todos los bancos del Ibex 35 terminan el ejercicio aumentando sus beneficios a pesar de que los tipos de interés se mantienen cercanos al 0%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los presidentes de los seis grandes bancos españoles, de izquierda a derecha y de arriba abajo: Francisco González (BBVA); José Ignacio Goirigolzarri (Bankia); Isidre Fainé (Caixabank); Ángel Ron (Popular); Josep Oliú (Sabadell); y Ana Patricia Botíon (Santander). REUTERS/EFE

MADRID.- Los seis grandes bancos españoles que cotizan en el Ibex 35,  Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Bankinter, han cerrado 2015 con un beneficio total de 11.651,7 millones, frente a las ganancias de 10.779 millones del ejercicio anterior, esto es un 8,1% más, en un año marcado por la presión que han ejercido sobre los márgenes los tipos de interés próximos a cero.

Salvo Popular, cuyo beneficio ha caído un 68,1%, hasta los 105,4 millones de euros, lastrado por una provisión de 350 millones de euros para cubrir un posible riesgo legal derivado de la potencial eliminación de las cláusulas suelo con efectos retroactivos hasta mayo de 2013, el resto de los bancos del Ibex ha presentado resultados superiores a los registrados en 2014.

Banco Santander ha liderado el ranking de ganancias con un beneficio atribuido de 5.966 millones de euros en 2015, lo que supone un aumento del 3% respecto a 2014, en un ejercicio marcado por un contexto económico internacional "complejo", con tipos de interés en mínimos históricos en monedas clave para el grupo, como el euro, la libra o el dólar.

El beneficio de Santander por su negocio en España alcanza los 1.000 millones

El banco ha aumentado un 6% el crédito y un 7% la captación de recursos, lo que le ha permitido obtener una mejora del 8% en los ingresos comerciales y un 13% en el beneficio ordinario. Teniendo en cuenta solo el negocio de España, que representa un 12% del total del beneficio del grupo, la entidad ha presentado un resultado de 977 millones de euros, un 18% más que un año antes.

La sigue BBVA, que ha obtenido un beneficio atribuido de 2.642 millones de euros en 2015, lo que supone un ligero aumento respecto al ejercicio precedente (+0,9%), tras vender el 6,34% del chino CNCB y la participación total en CIFH, filial no cotizada de CNCB.

La entidad ha explicado que este resultado se debe también al impacto del fondo de comercio negativo por la incorporación de Catalunya Banc (CX) y el efecto (tras el cierre de la compra de un 14,89% adicional en Garanti) de la puesta a valor razonable de la participación inicial del 25,01% que BBVA ya poseía en este banco turco.

Al excluir el resultado de las operaciones corporativas cerradas durante el pasado año, el beneficio atribuido de BBVA ha ascendido a 3.752 millones de euros, un aumento del 43,3% respecto a 2014. Sin el efecto de las divisas, el crecimiento del beneficio atribuido de la entidad presidida por Francisco González alcanzó el 4,4% en 2015. El beneficio de BBVA en España ascendió en 2015 a 554 millones de euros, lo que supone un incremento de casi 600 millones de euros al compararlo con el del cierre de 2014.

Bankia presenta los mejores resultados en España

Por su parte, Bankia ha comunicado el beneficio más alto de los bancos cotizados en España, con 1.040 millones de euros, frente a los 747 millones de hace un año, lo que supone un incremento del 39,2%. A cierre de ejercicio, su margen de intereses se situó en 2.740 millones de euros (-6,4%), afectado principalmente por la bajada del rendimiento de los bonos de Sareb, mientras que el margen bruto llegó a 3.806 millones de euros.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha logrado este resultado tras descontar la tasa fiscal (391 millones), los intereses minoritarios, y el efecto de la provisión por los litigios de la OPS, que supone un impacto neto en resultados de 184 millones de euros.

Por su parte, Caixabank incrementó su beneficio un 31,4%, hasta los 814 millones de euros en 2015, gracias a la incorporación de Barclays Bank SAU, el negocio financiero de Barclays en España. Las cuentas de la entidad muestran la fortaleza de su negocio bancario, con un margen bruto de 7.726 millones, un 11,3%; la contención y racionalización de los gastos recurrentes (-1,2% con perímetro homogéneo) y las menores dotaciones para insolvencias (1.593 millones, -23,6%).

Impulso británico para el Sabadell

Le sigue Sabadell, que cuyo beneficio se ha disparado un 90,6%, hasta los 708,4 millones de euros, tras la incorporación del británico TSB. Sin el efecto de esta integración, el resultado de la entidad habría sido de 586,4 millones de euros (+57,8%).

La entidad presidida por Josep Oliu mejoró todos sus márgenes en 2015, consiguió reducir la morosidad al 7,79%, por debajo del 10,35% registrado por el sector, y realizó provisiones por 2.333,2 millones, un 6,7% menos que en 2014.

A la cola se sitúa Bankinter, el banco más pequeño de los cotizados, que comunicó un beneficio récord de 375,9 millones de euros, un 36,3% más que hace un año. Este resultado procede en su mayor parte del negocio recurrente de clientes.

A cierre de ejercicio, el margen de intereses de Bankinter creció un 15,1% respecto a 2014, hasta alcanzar los 869,5 millones de euros, apoyado en mayores volúmenes y en una reducción en el coste de los recursos. Mientras, el margen bruto alcanzó los 1.568,8 millones de euros, lo que significa un 8,3% más, gracias al buen comportamiento de la comisiones.