Público
Público

Nokia compra la francesa Alcatel Lucent para crecer en equipos de telecomunicaciones

La compañía combinada tendrá cerca de 114.000 empleados y unas ventas conjuntas de unos 26.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El consejero delegado de Alcatel-Lucent, Michel Combes , con el presidente ejecutivo de Nokia, Rajeev Suri, en la presentación del acuerdo de fusión entre las dos compañías tecnológicas. REUTERS/Charles Platiau

El consejero delegado de Alcatel-Lucent, Michel Combes , con el presidente ejecutivo de Nokia, Rajeev Suri, en la presentación del acuerdo de fusión entre las dos compañías tecnológicas. REUTERS/Charles Platiau

HELSINKI/PARÍS.- Nokia comprará Alcatel-Lucent en una transacción completamente en acciones que valora a su rival francés en 15.600 millones de euros (16.600 millones de dólares), impulsando su negocio de equipos de telecomunicaciones para competir con el líder del mercado, Ericsson. 

La compañía combinada tendrá cerca de 114.000 empleados y unas ventas conjuntas de unos 26.000 millones de euros.

La compra de Alcatel-Lucent por parte de Nokia redefinirá un sector acosado por débiles perspectivas de crecimiento, además de la presión de actores chinos de bajo coste como Huawei y ZTE.

En lo referente a equipos móviles, se colocará en un sólido segundo lugar, con una cuota de mercado global del 35%, por detrás de la sueca Ericsson, con un 40%, y por delante de Huawei, con un 20%, según la firma Bernstein Research.

La compañía finlandesa dará a los accionistas de Alcatel-Lucent 0,55 acciones de la empresa combinada por cada una de sus acciones antiguas, lo que resultará en que un 33,5 por ciento de la entidad estará en manos de los accionistas de Alcatel si la oferta pública de canje es aceptada totalmente.

El acuerdo se concretará en la primera mitad de 2016 y se espera que genere un ahorro de 900 millones de euros en costes operativos para finales de 2019, dijeron las firmas el miércoles.

La nueva Nokia tendrá una exposición mayor al mercado clave de Estados Unidos, con destacados contratos con AT&T y Verizon, y acceso al negocio de extensión de líneas de internet de la firma francesa, de rápido crecimiento.

Vista de la sede de Nokia, en Espoo, Finlandia. REUTERS/Antti Aimo-Koivisto

Vista de la sede de Nokia, en Espoo, Finlandia. REUTERS/Antti Aimo-Koivisto

Nokia se acercó inicialmente a Alcatel-Lucent con la idea de adquirir su negocio inalámbrico, pero fue rechazado, llevando a un acuerdo más amplio, aseguró en una entrevista a Reuters el consejero delegado de Alcatel, Michel Combes.

No obstante, el acuerdo conlleva riesgos significativos. El historial de fusiones en el sector -incluidas las dos que dieron nacimiento a Nokia y Alcatel-Lucent una década atrás- es pobre.

Anteriores acuerdos han estado complicados por las dificultades de reducir costos en un negocio intensivo de investigación y desarrollo, con rivales robando contratos mientras las compañías estaban ocupadas con sus integraciones y luchas de poder en el seno de las firmas fusionadas.

El consejero delegado de Nokia, Rajeev Suri, intentó ofrecer calma afirmando que aprendió del pasado. "Esto no es una sociedad conjunta, así que no habrá problemas de gobernanza", dijo en una conversación con inversores. "Llevaremos el negocio sin política ni tonterías, hemos aprendido de errores pasados", agregó.

El logo de Alcatel-Lucent delante de la sede de la compañía en Boulogne-Billancourt, cerca de París. REUTERS/Gonzalo Fuentes

El logo de Alcatel-Lucent delante de la sede de la compañía en Boulogne-Billancourt, cerca de París. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Nokia se comprometió a mantener a Francia como "un centro vibrante de la compañía combinada" y no recortar empleos más allá de los que Alcatel tenía previstos ya, protegiendo especialmente los centros de investigación y desarrollo de Villarceaux y Lannion. Alcatel-Lucent tiene unos 6.000 empleados en Francia. Mantener los puestos de trabajo fue una exigencia clave del Estado francés para respaldar el acuerdo.

Los consejos de administración de ambas empresas han aprobado la fusión, que deberá ser ahora refrendada por los accionistas de Nokia y recibir el visto bueno de las autoridades de competencia.

"La nueva compañía pasará a denominarse Nokia Corporation, con sede en Finlandia y una fuerte presencia en Francia", precisaron las dos multinacionales. Se prevé que Risto Siilasmaa, presidente de Nokia, ocupe el mismo cargo en la compañía tras la compra de Alcatel, mientras Rajeev Suri continuará como consejero delegado de Nokia.

La combinación de las dos compañías podría generar unos 900 millones de euros en sinergias de costes para 2019, además de una reducción de unos 200 millones de euros en gastos por intereses para 2017.

"Juntas, Nokia y Alcatel Lucent, buscan liderar la próxima generación de tecnología de redes y servicios", afirmó Rajeev Suri, quien subrayó que "se trata del acuerdo correcto con la lógica correcta en el momento correcto".

Por su parte, el consejero delegado de Alcatel Lucent, Michael Combes, destacó que la fusión de ambas compañías "llega en el momento oportuno para fortalecer la industria tecnológica europea" y aseguró que "ofrece una oportunidad única de crear un campeón europeo".