Publicado: 11.03.2016 14:15 |Actualizado: 11.03.2016 14:15

El número dos del Sabadell augura
dos años de tipos de interés negativos

Jaume Guardiola ve de "sentido común" no pagar por un depósito ni cobrar por un crédito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola. E.P.

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola. E.P.

BARCELONA.- El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, ha augurado un escenario de tipos cero o negativos para 2016 y 2017 en Europa, situando en 2018 "el camino de la normalización" con la vuelta a tipos de interés positivos, aunque con un largo periodo posterior de tipos bajos.

En una conferencia en los Desayunos PwC, Guardiola ha indicado que "no es la primera vez" que hay tipos negativos en Europa, ya que se dan en Suiza (donde los grandes inversores internacionales pagan por sus depósitos en francos), Suecia y Dinamarca, países en los que el sistema financiero ha preservado la rentabilidad ampliando los diferenciales, ha explicado.

Ha añadido que en Reino Unido, "donde los tipos no son negativos ni lo serán", también se han ampliado los diferenciales, y se ha mostrado partidario de esperar a ver qué pasa en España, donde ha ironizado con que hay una tradición de lucha fratricida en la competencia entre las entidades, pero que tomarán medidas cuando se presenten tensiones en las cuentas de resultados.



En todo caso, para afrontar este escenario de tipos de interés, ha apuntado a que la banca deberá ser más eficiente, ampliar diferenciales, diversificarse hacia mercados con tipos de interés más atractivos y potenciar los segmentos de negocio que ofrecen más rentabilidad.

Preguntado por si se debe incluir una cláusula cero en los contratos hipotecarios, ha opinado que se está maximizando este debate, y que "es de sentido común" que un cliente no va a pagar por tener sus ahorros en el banco ni va a cobrar por tener un préstamo.

Guardiola ha indicado como retos de presente y futuro el "escenario económico complejo" internacional, con menor crecimiento y más inestabilidad por el desapalancamiento de los países emergentes, el tensionamiento de las condiciones financieras globales y tensiones geopolíticas como el riesgo de Brexit --ha indicado que las encuestas señalan que gana el 'sí' a continuar en la UE, y que un 'no' supondría una larga negociación, no una salida inmediata-- o la gestión de la crisis de los refugiados sirios.

En el apartado positivo ha situado la "evolución relativamente favorable de la economía doméstica", y también ha opinado que las exigencias regulatorias para la banca han tocado techo.

Ha afirmado que la guerra actual en el negocio bancario es la vinculación del cliente, y ha indicado que Banco Sabadell se centra ahora en su crecimiento orgánico: "Tenemos una posición conservadora, no esperamos nuevas operaciones corporativas".

Banco Sabadell prevé seguir creciendo en España a través de las nuevas tecnologías; completar la migración de la plataforma tecnológica de TSB en Reino Unido para luego ampliar su negocio al segmento de empresas (ahora se centra en particulares), e ir creciendo lentamente con su nuevo banco en México, que ha empezado a funcionar este año con empresas y prevé entrar en 2017 en el negocio minorista.

Etiquetas