Publicado: 23.07.2015 09:12 |Actualizado: 23.07.2015 10:03

El paro baja en 296.000 personas en el segundo trimestre pero el número de parados aún supera los cinco millones

La cifra de desempleados sigue siendo alta: 5.149.000. La tasa de paro se sitúa en el 22,37%. Se crea empleo, pero de forma lenta, y además, es de mala calidad: los contratos temporales crecieron un 9%.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:
Dentro de los desempleados que habían trabajado anteriormente, los parados de muy larga duración fueron los que más aumentaron en 2014 en términos cuantitativos, desde 1.275.700 en 2013 a un total de 1.397.000, lo que supone un incremento de 121.300 desem

Una oficina de empleo/ EUROPA PRESS

El paro bajó en 295.600 personas en el segundo trimestre del año 2015 respecto al trimestre anterior, lo que representa un 5,4% menos. Pese a este importante descenso del desempleo, el número total de parados sigue siendo extraordinariamente alto : aún hay 5.149.000 personas y la tasa de paro, aunque bajó 1,4 puntos, se sitúa en el 22,37%, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el último año, el paro se ha reducido un 8,4%, con 473.900 desempleados menos. En términos desestacionalizados, el desempleo bajó en el segundo trimestre un 2,54% respecto al trimestre anterior.



Entre abril y junio de este año se crearon 411.800 empleos (+2,3%), el mayor incremento trimestral de la ocupación desde el segundo trimestre de 2005. En el último año, la ocupación ha aumentado en 513.500 personas, a un ritmo del 2,96%, siendo el quinto trimestre consecutivo en la que esta tasa encadena cifras positivas.

Todos los empleos creados entre abril y junio pertenecían al sector privado, que registró un repunte de la ocupación de 412.200 personas (+2,8%), mientras que el empleo público descendió en este trimestre en 400 personas (-0,01%). El sector público acumula un incremento de 26.800 puestos de trabajo en el último año (+0,9%), mientras que el privado ha creado 468.700 empleos (+3,4%).

La población activa ha aumentado en 116.100 personas hasta los 23.015.500 y la tasa de actividad ha crecido 0,33 puntos hasta el 59,79% de la población.

En el segundo trimestre, el número de asalariados creció en 368.400 personas (+2,5%), de los que la mayoría, 307.600, tenían contrato temporal, un 9% más que en el trimestre anterior, y 60.800 disfrutaban de un contrato indefinido, un 0,55% más que en el primer trimestre. La tasa de temporalidad se ha incrementado hasta el 25,09%. El número de autónomos creció en 44.200 personas y el de empleadores, en 36.500.

Por sectores, entre abril y junio, el paro disminuyó en todos los sectores, pero en mayor medida en los servicios (93.500 desempleados menos), seguido de la industria (30.800), la agricultura (28.900) y construcción (17.600).

En función del sexo, el descenso del paro se sustanció entre los hombres, con 213.700 desempleados menos, mientras que entre las mujeres sólo disminuyó en 81.900 personas, lo que no obstante, dejó aún un mayor número de varones desempleados (28.000 más) aunque su tasa de paro (20,96 %) fue inferior a la femenina (24,01 %).

Por edad, el desempleo se recortó en todos los tramos menos en el de menores de 19 años, y por nacionalidad, la mayor parte del descenso se concentró en los españoles (215.300) frente a los extranjeros (80.300), cuya tasa de paro fue superior (30,84%).

El número de parados de larga duración (que perdieron su empleo hace más de un año) se redujo en 147.200 personas, mientras que aumentó el de aquellos que buscan su primera oportunidad laboral (22.400).

Por regiones, los mayores descensos del número de parados durante el segundo trimestre se dieron en Andalucía (98.700 menos), Cataluña (31.900) y Comunidad Valenciana (30.400), mientras que aumentó en Asturias en 5.800.

Navarra contabilizó la tasa de paro más baja (12,55%) y Andalucía, la más alta (30,98%).

En cuanto a la ocupación y en línea con el comportamiento del paro, el empleo aumentó en todos los sectores de actividad, pero con mayor intensidad en los servicios (291.700 trabajadores más), seguido de la industria (64.800), la construcción (32.300) y la agricultura (23.000).

El empleo a tiempo completo subió en 430.200 personas, mientras que el de tiempo parcial disminuyó en 18.500, de forma que se redujo el porcentaje de personas que trabajan por debajo de la jornada habitual (al 15,77%).

El empleo privado aumentó en 412.200 personas, hasta los 14.910.200, mientras que el empleo público se mantuvo invariable en 2.956.300 trabajadores.

El empleo se incrementó en todos los grupos de edad y, en función del sexo lo hizo tanto entre los hombres (241.200 más) como entre las mujeres (170.600); mientras que por nacionalidad subió principalmente entre los españoles (339.700 personas), frente a los extranjeros (72.100).

Los mayores incrementos de ocupación se dieron en Andalucía (124.700 trabajadores más), Baleares (69.900) y Catalunya (51.800); mientras que se observaron descensos en País Vasco (5.700) y Asturias (3.300).

Etiquetas