Publicado: 08.11.2016 20:42 |Actualizado: 10.11.2016 07:00

Los planes de pensiones se embolsan 1.830 millones solo en comisiones

Gracias a ellos, las entidades financieras mantienen cautivos, además, 104.000 millones de euros aportados por los ahorradores

Publicidad
Media: 3
Votos: 7
Comentarios:
Una mujer anciana en una protesta contra los recortes en Sevilla. REUTERS

Una mujer anciana en una protesta contra los recortes en Sevilla. REUTERS

MADRID.- Los planes privados de pensiones son un mal negocio en España para los ciudadanos, al menos durante los últimos tiempos, debido a su escasa rentabilidad y a los gastos que conllevan. Sin embargo, siguen siendo un apetitoso pastel para los responsables de administrarlos (en su mayoría, instituciones financieras) gracias a las cuantiosas comisiones que generan.

Hay dos tipos de comisiones, las de gestión y las de depósito, cuyas cuantías establece cada plan dentro de los máximos fijados por ley, que desde 2014 se sitúan en el 1,5% y en el 0,25% anual, respectivamente. Esos porcentajes se aplican sobre todo el dinero acumulado, no sólo sobre las ganancias, por lo que son independientes de la buena o mala marcha del plan.



La ley permite, no obstante, cambiar la comisión fija de gestión del 1,5% por otra del 0,9% que recaiga exclusivamente sobre la rentabilidad obtenida. Pero fuentes de sector aseguran que raramente se hace, debido a que a los administradores no les interesa en la situación actual, por el poco margen que ofrecen tanto las inversiones en renta fija como en renta variable.

Según datos de la patronal del sector, Inverco, los planes de pensiones acumulaban a finales de septiembre un patrimonio de 104.580 millones de euros. Se incluyen ahí las tres modalidades que existen: los individuales, que son los más frecuentes; los de empleo, que promueven empresas para sus trabajadores, y los asociados, que corresponde a entidades como los sindicatos.

Las comisiones que cobran las gestoras equivalen a 15% de los beneficios de los seis mayores bancos espñoles

Si sobre los 104.580 millones de euros de patrimonio actual se aplicaran el 1,5% de comisión de gestión y el 0,25% de comisión de depósito, resultarían unos ingresos anuales de más de 1.830 millones. Eso equivale, por ejemplo, a casi el 15% de los beneficios cosechados en 2015 por los seis mayores bancos españoles (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Sabadell).

Sin embargo, muchos planes no están gravados por las comisiones máximas, ya que las entidades financieras juegan con ellas para captar clientes, dentro de un mercado muy competitivo. El último dato conocido sobre la comisión media de los planes de pensiones es del 0,8%, aunque la de los individuales suele estar tradicionalmente por encima, según los expertos consultados.

En cualquier caso, para la banca se trata de un producto muy atractivo, porque las especiales características de este instrumento de ahorro le permiten, además, mantener cautivos durante años miles de millones de euros, que los partícipes de los planes no puede retirar (salvo contadas excepciones) hasta que llegue su edad de jubilación.

De hecho, en el ranking de los fondos de pensiones con mayor patrimonio que publica Inverco, ocho de los diez primeros tienen detrás a grandes entidades financieras.