Publicado: 06.10.2015 20:24 |Actualizado: 06.10.2015 20:24

S&P sube la nota de la deuda de Madrid tras la amenaza de Carmena de romper el contrato con la agencia

También ha subido la nota de Navarra, País Vasco y la provincia de Vizcaya (de A- a A), tras la subida de la calificación de España por la mejora económica, y de Barcelona (de BBB- a BBB+).

Publicidad
Media: 4
Votos: 6
Comentarios:
Sede de Standard & Poor´s en Nueva York.

Sede de Standard & Poor´s en Nueva York.

MADRID.- La agencia de medición de riesgos Standard and Poor's ha subido este martes la nota de Navarra, País Vasco y la provincia de Vizcaya (de A- a A), tras la subida de la calificación de España por la mejora económica, y de las ciudades de Barcelona y Madrid (de BBB- a BBB+), esta última con perspectiva negativa.

Navarra, País Vasco, la provincia de Vizcaya y el Ayuntamiento de Barcelona tienen perspectiva estable que se le ha dado a España, lo que en principio supone que en el periodo analizado (2014-2016) no habrá cambios de nota ni a la baja ni al alza, mientras que para la ciudad de Madrid da una perspectiva negativa.

S&P considera que País Vasco, Navarra y Vizcaya se beneficiarán de la mejor evolución económica del país y les sitúa dos escalones por encima de la nota de España, por considerar que resistirían mejor las presiones sobre la deuda soberana.



El viernes pasado, Standard & Poor's decidió subir la nota de la deuda soberana de España a un aprobado alto (de BBB a BBB+) con perspectiva estable, como reflejo del sólido comportamiento de una economía que se ha ido equilibrando en los últimos cuatro años.

Para S&P, en el hipotético caso de que España dejara de pagar su deuda, Navarra, País Vasco y Vizcaya continuarían afrontando la suya, gracias a su elevada independencia fiscal, que no les hace depender de manera significativa de las transferencias del Gobierno central, como les ocurre a las autonomías de régimen común.

La agencia dice que, en el caso de Navarra, resistiría mejor en un escenario de estrés de la deuda soberana gracias a su historial de buena gestión financiera y su fuerte cultura de crédito. Del País Vasco, destaca su industria orientada a la exportación y la competitividad de la comunidad, así como la elevada autonomía fiscal de su sistema de financiación.

Respecto a la ciudad de Madrid, argumenta su perspectiva negativa en el hecho de que la auditoría de la deuda que aboga por realizar el gobierno local podría tener consecuencias negativas para la ciudad en el plazo de 18 a 24 meses, y avisa de que podría rebajar su calificación si aprecian riesgo de reestructuración o incumplimiento de los pagos de la deuda que la ciudad considere "ilegítima".

Respecto a la ciudad de Barcelona, evalúa como muy baja su carga de duda y como excepcional su liquidez, por lo que la perspectiva es estable.

La información de S&P llega en la misma semana en la que el Ayuntamiento de Madrid estudia no renovar los contratos que mantiene con esta agencia de calificación y con Fitch cuando éstos venzan en el mes de diciembre alegando que no tiene intención de emitir más deuda, sino, al contrario, de afrontar los pagos pendientes de la misma.

Según ha confirmado el Consistorio en un comunicado, los contratos (que se renuevan anualmente) suponen que el Ayuntamiento tenga que desembolsar 50.469,12 euros en el caso de Fitch y 56.481,55 euros en el caso del contrato con Standard & Poor's.