Publicado: 21.07.2015 22:48 |Actualizado: 22.07.2015 07:00

Seis bancos controlan ya tres cuartas partes del ahorro de los españoles

El oligopolio financiero se ha fortalecido con la desaparición de la mayoría de las cajas. Sólo el Santander copa casi el 32% de los depósitos bancarios

Publicidad
Media: 1.80
Votos: 5
Comentarios:
Un cajero del Santander en una sucursal de la entidad. EFE

Un cajero del Santander en una sucursal de la entidad. EFE

MADRID.- El proceso de concentración iniciado por el sistema financiero a primeros de 2010, a raíz del estallido de la crisis de las cajas, ha hecho que el ahorro de los españoles esté cada vez en menos manos. A 31 de marzo del presente año, seis grupos (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Sabadell) copaban el 72,1% del total de los depósitos bancarios, diez puntos más que a finales de 2009.

La principal causa de ese aumento ha sido la absorción por las entidades más grandes de aquellas otras que presentaban serios problemas como consecuencia del desplome del mercado inmobiliario. Gracias a ello, han conseguido incrementar su implantación territorial y hacerse con una mayor porción del negocio de la que disfrutaban antes de que el sector iniciara su reestructuración.



BBVA, por ejemplo, se ha expandido notablemente en la zona noreste de la Península mediante la adquisición de las antiguas cajas de Catalunya: Manresa, Tarragona, Manlleu, Terrasa y Sabadell. Caixabank (nueva marca de La Caixa) se ha reforzado con las de Girona, Burgos, Navarra, Canarias, Guadalajara y Cajasol, además de Bankpyme, el Banco de Valencia y la parte española de Barclays.

Otras grandes entidades, sin embargo, han preferido avanzar al margen del reparto de los despojos de las cajas, como el Popular, que engulló al Pastor y la actividad de Citibank en nuestro país. Y sólo una, el Santander, se ha abstenido de realizar compras, aunque durante este periodo integró por completo en su estructura a la que era su segunda marca: el ya desaparecido Banesto.

Como consecuencia de ello, Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Sabadell controlaban a 31 de marzo 1.457.384 millones de euros en depósitos de su clientela, casi tres cuartas partes del total. Eso son 392.070 millones más que a finales de 2009, lo que equivale a un incremento del 36,8%, el doble de lo que creció el volumen de dinero depositado en el conjunto del sistema financiero.

Los que han sacado más partido

Durante dicho periodo, el ahorro gestionado por el Popular casi se multiplicó por dos y el del Sabadell (tras hacerse con el Guipuzcoano, la CAM, el Banco Gallego y Caixa del Penedés), prácticamente por tres. Pero, en valores absolutos, los mayores avances se los anotaron Caixabank (53.009 millones de euros más), el BBVA (72.985) y, sobre todo, el Santander (152.696).

El grupo presidido por Ana Botín es, con diferencia, el que atesora una cifra más alta de depósitos, según consta en los últimos balances de las entidades financieras hechos públicos por la AEB y por la CECA. A 31 de marzo, en ese capítulo, el Santander presentaba 640.377 millones de euros, un 31,7% del total del sistema y el doble que su inmediato seguidor, el BBVA (16,2%).

Pese a los graves problemas que ha tenido que afrontar desde que estalló la crisis, Bankia también acumula ahora más depósitos que cuando era todavía Caja Madrid; concretamente, 106.678 millones de euros, frente a los 89.924 de finales de 2009. No obstante, antes de que afloraran sus dificultades, Bankia había absorbido Bancaja y las cajas de Ávila, Rioja, Segovia, Laietana e Insular de Canarias.

En muchos casos, la adquisición de entidades se ha llevado a cabo después de que éstas se unieran sin suficiente éxito o incluso tuvieran que ser intervenidas por el Estado. En tal caso, la reprivatización se ha efectuado después de su saneamiento con dinero público y con importantes garantías para el comprador ante posibles pérdidas futuras, a través de los llamados esquemas de protección de activos.