Público
Público

Primero de Mayo Los sindicatos exigen medidas contra "una corrupción pornográfica" y urgen a la CEOE a acordar un pacto salarial

Los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, encabezan la manifestación en Madrid por el Primero de Mayo. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Los secretarios generales de UGT y CCOO Pepe Álvarez (hablando) e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, en declaraciones a los medios al inicio de la manifestación por el Primero de Mayo. /EFE

La manifestación del Primero de Mayo arrancó pasado el mediodía con los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernandez Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, a la cabeza y con un llamamiento a la lucha contra la corrupción política y la recuperación de derechos y salarios.

Antes de dar comienzo a la marcha el líder de UGT, Pepe Álvarez, ha urgido a tomar medidas contra lo que considera "un proceso de corrupción pornográfico" en un país donde la separación de poderes "es una quimera".

Álvarez hay dicho que no "hay excusas" para que este país no entre a fondo a acabar con la corrupción."Lo que hemos visto en este país estos días es lo que culmina un proceso de corrupción pornográfico (...) hay que acabar con esta situación (...) hay que cambiar los fundamentos que permiten una situación como la que estamos viviendo", ha pedido Álvarez.

"La separación de poderes en nuestro país es una quimera (...) si ocurriera en cualquier país del entorno hablaríamos de democracia bananera", ha subrayado.

En la misma línea, el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha apuntado que España "no puede seguir viviendo en un estado de alarma permanente". El escándalo de la operación Lezo y lo que ha salido a la luz estos días entorno al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, ha añadido Toxo, invitan a un debate para establecer líneas de trabajo que impidan que esta situación vuelva a producirse.

Pacto salarial

A su vez, los sindicatos han pedido a la patronal que cierre cuanto antes un pacto salarial que proporcione una mejora de la capacidad adquisitiva de los trabajadores, porque, de lo contrario, han asegurado que la negociación colectiva se va a convertir en un "calvario" para los empresarios.

"Hay que repartir la riqueza vía negociación colectiva", ha dicho Pepe Álvarez, que ha advertido de que "no van a permitir que el incremento de beneficios de las empresas haya alcanzado niveles de 2008 y que los salarios no tengan el correspondiente aumento".

El líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha dejado clara la predisposición de las organizaciones sindicales para alcanzar un pacto salarial que permita sueldos revalorizados "porque la inflación está creciendo", al tiempo que considera necesario establecer una cláusula de garantía que evite su erosión al final del año.

Cuarenta años después de su legalización, los sindicatos vuelven a salir el Día del Trabajo a la calle para exigir a la patronal un pacto salarial y al Gobierno la derogación de las reformas laborales, que permitan tener salarios y empleos dignos.

Acompañados por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Izquierda Unida, Alberto Garzón, los sindicatos han iniciado su marcha en la Plaza de Neptuno, que terminará en la Puerta del Sol, haciendo públicas duras críticas a los casos de corrupción mientras los trabajadores no terminan de ver la recuperación.

Bajo el lema "No hay excusas. A la calle", UGT y CCOO, han convocado 73 manifestaciones en todas las capitales de provincia y ciudades españolas más importantes.