Publicado: 31.03.2016 17:11 |Actualizado: 01.04.2016 11:27

¿Y si el BCE acabara dando 1.300 euros a cada ciudadano europeo?

Aunque de momento sólo es un rumor, la medida se tomaría para reactivar la inflación y costaría 444.000 millones de euros

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 9
Comentarios:
El rascacielos donde tiene su sede el BCE en Fráncfrot, iluminado y con una imagen gigante del logo del euro. REUTERS/Kai Pfaffenbach

El rascacielos donde tiene su sede el BCE en Fráncfrot, iluminado y con una imagen gigante del logo del euro. REUTERS/Kai Pfaffenbach

MADRID.— La noticia puede parecer un poco increíble, pero es real: el Banco Central Europeo (BCE) podría entregar hasta 1.300 euros a cada ciudadano de la eurozona si no encuentra otra manera de reactivar la inflación. Ese es le rumor que corre por media Europa después de que el grupo de servicios financieros más grande del norte de Europa, Nordea Bank, publicitara que el BCE está considerando seriamente la opción.

Sin embargo, el BCE se ha distanciado de la idea de otorgar efectivo —acción conocida con la metáfora "helicóptero de dinero"—, después de que su economista jefe dijera que, en teoría, era una opción. El BCE ya ha gastado miles de millones en un programa para estimular la economía y evitar la deflación.



"El helicóptero de dinero no es actualmente parte del debate en el Consejo de Gobierno", dijo el miércoles el miembro del comité ejecutivo del BCE, Benoit Coeure. "Para ser sincero, no veo cómo podría funcionar sin ciertas medidas para compartir el riesgo con los gobiernos, lo que podría ser problemático en términos prácticos y legales", agregó.

En su versión más directa, el helicóptero de dinero consistiría en que los bancos centrales financien programas de estímulo de los gobiernos. Pero el BCE tiene prohibido hacerlo, por lo que Nordea cree que podría considerarse el envío de dinero directamente a los ciudadanos de los 19 países de la zona euro.

"Retrocedamos un par de años y el programa de compra de bonos soberanos parecía imposible para el BCE", dijo el analista jefe de activos fijos de Nordea, Jan Von Gerich. "Estamos cada vez más en un ambiente en el que los bancos centrales tienen que probar algo nuevo", agregó el directivo de Nordea.

Los precios al consumidor en la eurozona siguieron cayendo en marzo —en España la inflación de marzo se quedó en el -0,8%—, según datos publicados el jueves, y un nuevo retroceso de los precios del petróleo ha disminuido las perspectivas inflacionarias a largo plazo a mínimos casi récord.

Según los cálculos de Nordea, el BCE podría soportar pérdidas de 444.000 millones de euros, equivalentes a 1.300 euros por ciudadano. Eso en base al capital pagado a bancos centrales de la zona euro por parte de gobiernos nacionales y a las ganancias que han generado por tener activos como el oro.

"Ese es el límite si deciden extender cheques directamente a los ciudadanos, porque entonces están efectivamente dejando ir dinero para nada y eso consume su capital", dijo Von Gerich.