Publicado: 13.12.2010 10:59 |Actualizado: 13.12.2010 10:59

4.330 abortos menos en 2009

Sanidad atribuye a la píldora poscoital la bajada en las interrupciones de embarazos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por primera vez desde que se empezaron a contabilizar, en el año 1999, el número de abortos ha descendido en España. En 2009 se registraron en España 111.482 interrupciones voluntarias del embarazo, 4.330 menos un 3,7% que en el año anterior, cuando hubo 115.812.

Lo anunció ayer en Madrid la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, quien atribuyó la mayor parte de la rebaja en el número de abortos a la dispensación sin receta de la llamada píldora del día después, una medida criticada en su momento que ha logrado lo que años de campañas preventivas no pudieron conseguir: frenar el aumento constante del número de abortos en España.

Las interrupciones descendieron un 6,5% entre las menores de 20 años

El descenso se ha dado en la inmensa mayoría de las comunidades autónomas, aunque en alguna, como Galicia, siguieron aumentando, según fuentes sanitarias.

En cualquier caso, para el Ministerio de Sanidad lo más destacable, más incluso que la cifra global, es el hecho de que la dispensación sin receta de la píldora del día después haya logrado frenar al aumento de abortos y embarazos no deseados entre las mujeres más jóvenes.

En este sentido, en 2009 se registraron 972 abortos menos (un 6,5%) en las menores de 20 años de edad. Este grupo sumó 13.967 abortos, el 12,5% del total. También descendieron los abortos en las menores de 15 años: se pasó de 475 abortos a 456 en 2009. "Es el dato más alentador", explicó la ministra, que participó en un desayuno informativo organizado por el Foro de la Nueva Sociedad. Sin embargo, el número de abortos ha crecido entre las mujeres de más de 30 años.

Las clínicas critican a Pajín por hacer una lectura de los datos "improvisada"

Al mismo tiempo, según indicaron a Público fuentes de Sanidad, este objetivo se ha logrado sin que se haya registrado repunte alguno de las enfermedades de transmisión sexual. "Parece que vamos por el buen camino y que aunque es importante hacer prevención y educación sexual, es también útil que hagamos accesibles los medios anticonceptivos de emergencia, porque cuando lo hacemos, los datos se reducen", explicó la ministra.

Por ello, y teniendo en cuenta que la medida de dispensar sin receta en farmacias la píldora poscoital desde septiembre de 2009 "ha sido tremendamente eficaz", Pajín dejó claro que mantendrá esta posibilidad "como está".

A su juicio, los datos demuestran ahora cuál era el objetivo del Gobierno tanto con la píldora del día después como con la nueva Ley del Aborto, que entró en vigor en julio pasado: "Garantizar la protección y la prevención a las mujeres de este país, reducir el número de embarazos no deseados y de abortos, y por tanto agotar todos los instrumentos para evitar que una mujer tenga que tomar la difícil decisión de interrumpir un embarazo".

El PP acusó al PSOE de querer "generalizar" el aborto

Hasta 2009, el número de abortos ha registrado siempre incrementos anuales. En 2008, el crecimiento fue del 3,2% y, en 2007, del 10,3%, con medias de aumento superiores al 6% desde 2004.

Para la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (Acai), la lectura del descenso que ha hecho la ministra "es improvisada, poco contrastada e imprudente". Así lo expresó la vicepresidenta de la asociación, Francisca García. "La píldora poscoital no se vendió sin receta hasta septiembre", destacó García, que atribuye la disminución, sobre todo, al descenso del número de mujeres inmigrantes. También hay menos mujeres en edad fértil.

En cualquier caso, el descenso de 2009 no podrá extrapolarse a 2010, según fuentes sanitarias. En primer lugar, la píldora contó a su favor con la difusión que sobre la polémica hicieron los medios, lo que ayudó a popularizar su uso. Además, la nueva Ley del Aborto, que permite interrumpir el embarazo sin dar motivos hasta la semana 14, supondrá previsiblemente un menor recurso a la píldora.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), Isabel Serrano, considera que el dato "es muy esperanzador" y destaca que la píldora poscoital no ha sido la única causante, citando también el esfuerzo de administraciones y asociaciones para prevenir los embarazos no deseados.

El PP es el adalid de esas fuerzas que creen que con la puerta abierta al aborto, todas las mujeres optarán por someterse a uno. Su portavoz de igualdad en el Congreso, Sandra Moneo, en plena tramitación de la norma en vigor, acusó al PSOE de querer "generalizar el aborto". "Propone frente a mucho aborto, más aborto, mientras que el PP propone frente a más aborto, más vida", sentenció. El PP recurrió la norma al Tribunal Constitucional, que aún no se ha posicionado. Moneo también auguró un incremento de los abortos, con la nueva norma. "[El PSOE] transmite a los jóvenes que el aborto puede ser utilizado como un método anticonceptivo más", denunció. Para ello habrá que esperar un año, a que se hagan públicos los datos de 2010.

Las críticas feroces a la reciente reforma ponen de manifiesto que la memoria del PP es efímera. En sus ocho años de Gobierno, Aznar no tocó ni una coma de la ley de 1985 que despenalizaba el aborto. En esas dos legislaturas, se interrumpieron 588.337 embarazos.