Público
Público

La Abogacía balear pide archivar el 'caso Ópera' tras ganar el PP

El futuro Govern no aclara si ejercerá la acusación particular en los casos de corrupción detectados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Abogacía de Balears, que representa los intereses de la comunidad autónoma, pidió ayer el sobreseimiento del caso de la Ópera de Palma, un proyecto fantasma por el que el Govern del expresident Jaume Matas pagó 1,2 millones al arquitecto Santiago Calatrava en 2007. La solicitud, que supone un viraje drástico en la posición que mantenía hasta ahora, se produce a los 15 días de la arrolladora victoria del PP en las elecciones autonómicas de Balears, donde el líder conservador, José Ramón Bauzá, será investido presidente el próximo día 15. En una entrevista poselectoral concedida a Diario de Mallorca, Bauzá afirmó que aún no sabía si el Govern balear continuará ejerciendo en la acusación en los numerosos casos de corrupción detectados.

El cambio de línea de la Abogacía llega también una semana después de que el Tribunal Superior de Balears (TSJIB) confirmase la fianza civil de 1,6 millones por malversación y prevaricación impuesta a Matas en el caso Ópera. Desde marzo de 2010, el exdirigente conservador permanece en libertad bajo fianza, en este caso penal, de tres millones por soborno y fraude fiscal en la causa matriz que originó esta investigación, la conocida como Palma Arena.

En cuanto a la Ópera, se investiga la adjudicación, a dedo y con múltiples irregularidades, de un contrato que Calatrava cobró antes de que los socialistas tomaran posesión del Govern, en junio de 2007. Tanto Anticorrupción como el juez que inició la instrucción, José Castro, sostienen que el contrato era inviable. Y que, con él, Matas sólo buscaba cosechar votos.

La contratación formal del arquitecto se hizo en vísperas de las autonómicas de 2007, aunque tanto Matas como Calatrava han admitido que el encargo fue previo. El exconseller de Educación y Cultura, Francesc Fiol, también está imputado. Dado que gozaba de aforamiento como diputado autonómico, el caso pasó al TSJIB. Al perder su condición de diputado una vez se constituya el nuevo Parlament, las diligencias regresarán al instructor original salvo que se archive antes. Anticorrupción planea mantener las acusaciones. Una de las integrantes de la Abogacía Balear, Antonia Perelló, acaba de ser elegida parlamentaria por el PP.