Público
Público

Un adelanto electoral aparcaría la Muerte Digna y la Igualdad de Trato

El Parlamento aprobará un máximo de 17 leyes hasta septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tope es 17. Apurando los plazos, acelerando los trámites, convocando sesiones extraordinarias y en algunos casos recurriendo a la declaración de urgencia. Ese es el número de iniciativas legislativas del Gobierno que podrán obtener, entre julio y septiembre, la aprobación definitiva del Parlamento.

La previsión fue elaborada a comienzos de junio por el Grupo parlamentario Socialista, a petición del Ministerio de la Presidencia, y el calendario del informe concluye en septiembre. Aunque entre los diputados del PSOE cundió ayer la impresión de que las elecciones generales serán en noviembre, lo que exigiría la disolución de las Cortes a finales de septiembre, fuentes de la dirección parlamentaria rechazaron que el estudio se haya realizado con la premisa de un adelanto electoral.

Según estos interlocutores, las previsiones sólo llegan a septiembre para 'vaciar lo más posible' el que en todo caso sería el último periodo de sesiones de la legislatura septiembre a diciembre, con el doble propósito de centrarse en este trimestre en el debate de los Presupuestos y dar cabida a las iniciativas que cuando se elaboró el calendario todavía no habían comenzado su tramitación parlamentaria.

Esta es la razón, según esas fuentes, de que no se hayan incluido los proyectos de ley de igualdad de trato ni de muerte digna, que si bien ya fueron aprobados por el Gobierno aún no han comenzado su tramitación parlamentaria. Aunque entre los diputados hay serias dudas de que ambos proyectos lleguen a entrar en vigor, fuentes de la dirección del grupo parlamentario aseguran que harán todo lo posible para que se pueda terminar su tramitación.

La prioridad hasta septiembre siguen siendo, no obstante, las reformas económicas. Así, se prevé que la polémica reforma de las pensiones (proyecto de ley sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social) se apruebe por el Senado el 13 de julio y de modo definitivo por el Congreso en sesiones extraordinarias en ese mes.

En septiembre se produciría la aprobación definitiva de las leyes de medidas urgentes para la reforma de las políticas activas de empleo, de agilización procesal, de jurisdicción social y de reforma de la ley concursal.

Pero, aun habilitando julio para los debates de totalidad, en septiembre no podrían pasar de la primera lectura por el Congreso seis proyectos: de régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas, reforma de la Ordenación de los Transportes Terrestres, reforma de la ley de Telecomunicaciones, de titularidad compartida de las explotaciones agrarias, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, y del Museo Nacional Reina Sofía.

En julio

Proyectos de ley de dinero electrónico, de residuos y suelos contaminados, del registro civil, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, de depósito legal, de adaptación a la convención sobre derechos de las personas con discapacidad, de reforma de la ley de sociedades de capital, de contratos del sector público en Defensa y Seguridad, y de reforma de las pensiones.

En septiembre

Proyectos de ley de reforma de las políticas activas de empleo, de agilización procesal, de régimen del personal de la Policía, de derechos y deberes de los funcionarios de Policía, de jurisdicción social, de reforma de la ley concursal, de integración del régimen especial agrario en el general de la Seguridad Social y de salud pública.