Público
Público

"Aguirre es una pirómana"

Todos los partidos catalanes, vascos y hasta el propio Basagoiti censuran las palabras de Aguirre sobre la final de Copa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni corta ni perezosa Esperanza Aguirre ha propuesto suspender la final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona si se pita al himno nacional . Unas declaraciones explosivas que han convulsionado a la clase política y que han provocado una catarata de reacciones, casi todas en contra de la presidenta de la Comunidad de Madrid. 

'Pirómana' o 'inquisidora mayor' son algunos de los calificativos con los que los grupos de la oposición se han referido a Aguirre. La condena a la presidenta madrileña ha sido casi unánime. Sólo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha mostrado tibia en su respuesta. Para la vicepresidenta, que no quiso opinar sobre las declaraciones de Aguirre, el deporte es para 'disfrutar' y no para otras reivindicaciones. Santamaría aseguró a los periodistas que se tratará de evitar que en la final de la Copa del Rey, que disputarán el Barça y el Athletic de Bilbao, se mezclen 'unas cosas con otras'.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por su parte, ha desautorizado la 'reflexión' de Aguirre y ha dicho que 'no debemos mezclar la política con el deporte' y que 'el partido se jugará, como es evidente'. Fernández Díaz garantizó que los seguidores del Barcelona y del Athletic de Bilbao 'podrán disfrutar' de la final de la Copa del Rey, por lo que les invitó a 'venir a Madrid tranquilos porque no va a pasar nada'.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, por su parte, cree que 'bajo ningún concepto' se puede plantear en primera instancia la suspensión del partido o celebrarlo a puerta cerrada, y no ve adecuada esta medida a no ser que 'no haya más remedio' que hacerlo.

Las de Santamaría y Posada han sido las únicas voces dentro del PP que no han sido críticas con Aguirre. Antonio Basagoiti, presidente del PP vasco lamentó en TVE las palabras de su compañera de filas: 'Entonces habría que suspender partidos como el del Athletic y el Atlético de Madrid en Bucarest [la final de la liga Europa] porque la gente del Atlético llevaba banderas con el águila preconstitucional, defendiendo un sistema que no es democrático y que no es el que existe actualmente'.

Joan Herrera: 'Lo que tenemos que hacer es dejarla por imposible'

'Y si a alguien no le gusta la pitada, que a mí tampoco me gusta, a mí tampoco me gustan los insultos de 'vascos, moríos' o los insultos que se ven en fondos de campos de Madrid con banderas preconstitucionales', añadió Basagoiti.

El Gobierno vasco también reaccionó con dureza a las sorprendentes declaraciones de Aguirre. Su portavoz, Idoia Mendia, pidió que no se mezcle deporte con política. Añadió que la petición de la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, de suspender el partido de la Copa del Rey de fútbol es 'lamentable'. 'Una presidenta de una comunidad lo que tiene que hacer es hablar desde la sensatez. De lo contrario, flaco favor hacemos a unos deportistas que dan lo mejor de sí mismos si les teñimos de otras connotaciones que nada tienen que ver con sus funciones', afirmó Mendia.

La reacción de los partidos catalanes fue más furibunda. Todos, salvo el PPC, censuraron la idea de Aguirre. El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, cree que la propuesta de Aguirre está 'completamente fuera de lugar' y la calificó de 'atentado contra la libertad de expresión'.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, se mostró 'absolutamente sorprendido' de que Aguirre 'esté preocupada por estas cuestiones tan superficiales y no por el déficit de su comunidad'. '¿Es verdad que ha dicho eso? ¿Eso es verdad?', preguntó Navarro a los periodistas en rueda de prensa, para pedir después a Aguirre que 'sea más responsable'.

El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, consideró 'una locura' la propuesta de Aguirre y esgrimió: 'Debe de ser una cortina de humo para eximir responsabilidades sobre el déficit. 'Lo que tenemos que hacer es dejarla por imposible', remachó en declaraciones a Rac1.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, dijo que no le sorprenden las declaraciones de Aguirre porque 'es una persona poco democrática y acostumbrada a mentir al efectuar las liquidaciones de los presupuestos' de su comunidad. 

Ya en Madrid, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Alfred Bosch, acusó  la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de actuar como una 'pirómana' y como una 'inquisidora mayor'. Bosch reconoció que a quien le 'apetecería silbar es a Esperanza Aguirre, que ha actuado como pirómana, buscando la confrontación, cosa que nosotros no hemos hecho en ningún caso'.

ERC participó ayer junto a otras formaciones independentistas y nacionlistas en la presentación de un manifiesto que reclama selecciones deportivas autonómicas en las competiciones internacionales. En esa presentación, lo participantes hicieron un llamamiento para que los asistentes al partido del viernes expresen sus deseos con motivo de la final de la Copa del Rey. Bosch insistió en que su partido participó en 'una acción afirmativa', porque cree que 'todas las naciones tienen derecho a competir y a competir internacionalmente'.

La Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES) ha presentado hoy en la Audiencia Nacional una querella contra las organizaciones independentistas Catalunya Acció y Esait por promover una pitada al himno nacional en la final de la Copa del Rey de fútbol entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona.

El letrado de DENAES, Juan Ramón Montero, ha explicado a los periodistas que la querella se presenta por un delito de provocación al odio contra parte de la población por razón de su origen nacional, otro de ultraje a España y uno más de provocación a la sedición y contra el orden público.

Según ha indicado, con la convocatoria realizada por Catalunya Acció y Esait 'con muy poca transparencia y utilizando todo ese barullo para crear una situación de malestar', ya se habría producido el delito porque 'lo que está tipificado es la provocación para llevar a cabo una actuación de discriminación' contra una ideología determinada como puede ser 'sentirse simplemente español'.

Montero no obstante ha dicho que no van a solicitar ninguna medida cautelar como la suspensión del partido, que se disputará el próximo viernes en el estadio Vicente Calderón en Madrid, o su celebración a puerta cerrada, tal y como ha reclamado hoy la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

En su opinión, pese a que el juez instructor puede adoptar medidas para evitar la comisión de delitos, el letrado entiende que en esta ocasión son decisiones de 'carácter administrativo deportivo' y están contempladas en los reglamentos deportivos.

Tras la final de la Copa del Rey de 2009, disputada también por el Athletic de Bilbao y el Barcelona en Valencia el 12 de mayo de ese año, DENAES también se querelló contra las mismas organizaciones independentistas porque en el momento que sonaba el himno nacional antes del comienzo del partido se produjo una pitada.

En esa ocasión, el juez instructor Santiago Pedraz no admitió la querella al considerar que la pitada y la colocación de pancartas con el lema Good bye Spain, estaban amparadas por la libertad de expresión, lo que confirmó la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.