Público
Público

Aguirre y Aznar ponen en aprietos al PP de Aragón al apoyar los trasvases

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, les pide que aclaren su postura sobre el agua del Ebro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día después de que el presidente de honor del PP, José María Aznar, abogara por recuperar el Plan Hidrológico Nacional (PHN) en un acto con empresarios turísticos y hosteleros en Zaragoza, el presidente del Ejecutivo aragonés, Marcelino Iglesias, pidió al PP de Aragón que exprese con claridad cuál es su postura sobre el trasvase del Ebro.

Casi a la par que Iglesias formulaba esta petición, la presidenta de la Comunidad de Madrid se alineaba con el ex líder de su partido. El presidente de FAES y Esperanza Aguirre ponían sobre la mesa uno de los temas más delicados para los aragoneses.

'Sabemos cuál es la posición de Aznar y Rajoy, si ganan quieren hacer el trasvase del Ebro; pero sería muy bueno para los aragoneses, conocer qué es lo que piensa exactamente el PP de Aragón', demandaba Iglesias. Un pregunta dirigida directamente a Luisa Fernanda Rudi, que ayer fue elegida presidenta del PP de Aragón en sustitución de Gustavo Alcalde con el respaldo del 61% de los compromisarios con derecho a voto (84% de los votos emitidos, de los que 108 fueron en blanco).

Precisamente Alcalde amenazó a Rajoy con dimitir si el programa electoral del PP para las generales contemplaba el trasvase del Ebro.

Rudi no se posicionó sobre el tema. Pero tuvo que escuchar a Aguirre defender la aplicación del PHN original, el aprobado en 2000, que contemplaba el proyecto de trasvase del río Ebro a Levante. 'Si sobra agua, la que sobre puede y debe cederse a los que la necesitan, pero sólo en el caso de que sobre y cuando sobre', dijo la lideresa.

Con varias comunidades autónomas enfrentadas entre sí, el líder del PP tiene pendiente establecer una línea clara en materia hidraúlica. Cada vez que lo ha intentado, le ha generado problemas.

De hecho, el día que renovó su cargo al frente del PP, en el XVI Congreso Nacional, celebrado el pasado mes de junio, aragoneses y manchegos se le echaron encima al escuchar a la secretaria general la frase de que 'los ríos no tienen fronteras'. Las citadas comunidades consideraron las palabras de Cospedal toda una declaración a favor de los trasvases, máxime en boca de la número dos de Rajoy, también presidenta del PP de Castilla-La Mancha, cuya reforma del Estatuto propone el fin del trasvase Tajo Segura para 2015.

Precisamente la tramitación de este texto ha empezado con divisiones. Los diputados conservadores de Murcia Alberto Garre y Arsenio Pacheco votaron en contra de la admisión a trámite del Estatuto de Castilla-La Mancha rompiendo la disciplina de voto de su partido. Jaime García Legaz, por su parte, se ausentó de la votación. Este sábado, otro diputado por Murcia, Andrés Ayala defendió a través de un comunicado, la vigencia del trasvase del Tajo y el compromiso del PP de luchar 'para que el concepto de solidaridad no esté vacío de contenido'.