Público
Público

Amnistía denuncia que España sigue sin tomar medidas contra la tortura

Critica que mantiene el régimen de detención con restricciones más severas de la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Amnistía Internacional (AI) ha presentado hoy un informe en el que acusa al Gobierno español de seguir sin tomar medidas 'para tratar el problema de la tortura'. Para la organización, el Gobierno no ha hecho el esfuerzo necesario a la hora de recopilar y publicar datos sobre esta práctica, por lo que se 'ha exacerbado un clima de impunidad que fomenta la aparición de nuevos casos de maltrato año tras año' en España.

Con el informe, 'La tortura como receta: de la lucha antiterrorista a la represión de la primavera árabe', que se ha publicado hoy coincidiendo con la celebración del día internacional de apoyo a las víctimas de tortura, Amnistía denuncia que España mantiene el régimen de detención con restricciones más severas de la Unión Europea (UE).

AI denuncia torturas hacia detenidos en regímenes de incomunicación

Para argumentar estas acusaciones, AI recuerda que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado en varias ocasiones a España por no investigar de manera adecuada las alegaciones de tortura. Además, dicen que España incumple con ello el compromiso adquirido en el Plan de Derechos Humanos del 2008, donde se acordó recopilar datos sobre casos que pudieran suponer violaciones de derechos humanos contra personas bajo custodia policial.

'Aunque en mayo de 2010 Naciones Unidas recomendó a España la abolición del régimen de incomunicación a personas sospechosas de actividades terroristas, el Gobierno volvió a rechazar estas recomendaciones', dice el informe, que señala a España como el único país de la UE que conserva un régimen de detención que permite que las personas bajo arresto sean privadas de un 'acceso efectivo a un abogado o a un médico de su elección y no tienen la posibilidad de informar de su detención a su familia ni a sus amistades', afirmando que existen denuncias por tortura y otros malos tratos de detenidos que han estado en estos regímenes de incomunicación.