Público
Público

Arranca la Conferencia de Presidentes con el déficit en el centro de la agenda

El president de Catalunya, Artur Mas, es el último en llegar al Senado, donde su estrategia soberanista es una de las principales preocupaciones de la mayoría conservadora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sabiendo que la comunidad que él dirige va a ser el centro de muchas preocupaciones de los dirigentes autonómicos durante las próximas horas, el president de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, ha cerrado las llegadas de presidentes al Senado. Desde antes de las 8 horas han ido entrando los demás en la Cámara Alta, donde hoy se celebra la V Conferencia de Presidentes autonómicos, centrada en el compromiso con el cumplimiento del déficit público y donde, sin duda, la estrategia soberanista de Catalunya también ocupará un lugar importante en el debate.

Mientras, el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, ha sido el primero en llegar, siendo ésta además su primera cumbre de esta índole. Entre el valenciano y el catalán, todos los demás presidentes han ido llegando al Senado alrededor de las 8:00. Después, han llegado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, el secretario de Estado Antonio Beteta y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. A ellos se suma la presencia del rey Juan Carlos, el príncipe Felipe y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Todos ellos han sido recibidos por el presidente del Senado, Pío García-Escudero, a mitad de la Plaza de la Marina Española, donde les esperaba un gran número de periodistas. Dentro del edificio, los presidentes han saludado a los miembros de la Mesa del Senado y a los Portavoces de los grupos parlamentarios, a excepción de los de la Entesa pel Progrés de Catalunya y del PNV.

Más de 600 periodistas se han acreditado para cubrir la Conferencia

Una vez todos los jefes de Gobierno de las diecisiete comunidades y de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla en la Cámara Alta, se han dirigido a la Biblioteca, donde mantienen un desayuno informal, que será seguido de la foto de familia en la fachada de la Puerta del Rey. A las 9:30 horas está previsto que comience la reunión a puerta cerrada en el Salón de Pasos Perdidos. Y esta V Conferencia de presidentes tiene prevista su finalización sobre las 16.15 horas.

Más de 600 periodistas se han acreditado para cubrir la reunión, que finalizará con las ruedas de prensa de los presidentes del Gobierno, Mariano Rajoy, y todas las comunidades autónomas, excepto Catalunya, ya que Artur Mas ha declinado comparecer en Madrid y hará su valoración de la Conferencia en un acto informativo previsto para mañana miércoles en Barcelona.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, será el primero en intervenir en la Conferencia con un discurso sobre la situación económica de España y el futuro de la Unión Europea, en el que está previsto que recalque la necesidad de que todas las instituciones estén a la altura de sus responsabilidades, tanto el Gobierno y las Comunidades Autónomas en el cumplimiento del objetivo de déficit, como la UE en el desarrollo de los compromisos adquiridos en el último Consejo Europeo de junio.

Estos son los dos asuntos que forman el orden del día establecido para el encuentro. De esta forma, el presidente se dirigirá a los asistentes para hacer un llamamiento a la responsabilidad y pedir a la Unión Europea que desarrolle los acuerdos alcanzados durante el último Consejo Europeo celebrado a finales de junio, con el fin de desarrollar una plena Unión Económica y Monetaria, necesaria para restaurar la confianza en la irreversibilidad del euro e impulsar el crecimiento y el empleo.

De hecho, es posible que el jefe del Ejecutivo exponga ante los presidentes autonómicos que esta última ha sido una de las cuestiones que ayer mismo ha trasladado al vicepresidente de la Comisión Europea para Asuntos Económicos, Monetarios y el Euro, Olli Rehn, con el que mantuvo un encuentro esta mañana en Moncloa.

No se prevé que el presidente de España haga una mención específica a Catalunya El Gobierno está convencido, y así lo trasladará Rajoy, de que el cumplimiento de los acuerdos del Consejo Europeo es lo que más credibilidad da a Europa frente a los mercados. Las fuentes consultadas señalan que cuando se ha mandado un mensaje potente desde Europa de que todos los países van en la misma dirección de la integración europea, es cuando ha bajado la presión hacia la deuda soberana de los países más afectados.

Pero, sobre todo, Rajoy recalcará hoy que es fundamental lograr los objetivos de déficit marcados para este y los próximos ejercicios, dejando claro también que los sacrificios tienen que alcanzar por igual a los ciudadanos y a las instituciones.

No se prevé que el presidente de España haga una mención específica a Catalunya, tras la convocatoria anticipada de elecciones en clave soberanista realizada por Artur Mas, pero no se descarta que sí lance un mensaje genérico, como ha realizado durante los últimos días, en el sentido de apelar a la responsabilidad de todos para no proyectar una imagen de inestabilidad política, ya que añade crisis a la crisis. Según las fuentes del ejecutivo, tras la intervención del Jefe del Ejecutivo se producirán las de todos los presidentes autonómicos, durante algo más de diez minutos cada uno y por orden de antigüedad de los estatutos de autonomía, empezando así por el País Vasco, Catalunya, Galicia y Andalucía.

El objetivo es lograr una declaración que deje claro que las autonomías no son el problema de la crisis, sino la solución  El programa previsto sitúa la conclusión de esta primera parte de la reunión en las 13:30 horas. El encuentro se suspenderá entonces por espacio de una media hora, en la que los presidentes compartirán un aperitivo en la Biblioteca del Senado y podrán tomarse un respiro. Será breve, porque de nuevo a las 2 de la tarde comienza la segunda sesión, en la que se les servirá una comida fría en la misma mesa de trabajo para que puedan continuar los debates.

El objetivo común es lograr una declaración en la que se deje claro que las autonomías son parte de la solución de la crisis de España, no el problema, y que están comprometidas con los objetivos de déficit del país. De hecho, en un primer momento fue el propio Gobierno el que propuso iniciar la reforma de la financiación aprovechando la Conferencia, pero después se optó por esperar al balance del sistema que, según la ley, se debe hacer en 2013.

(SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)