Público
Público

Artur Mas quiere dotar a Catalunya de "estructuras de Estado"

El independentismo, ha dicho el president de la Generalitat, "es cada vez más transversal". La relación con España, asegura, "no da mucho más de sí".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fervor independentista en Catalunya. Ayer entre las más de millón y medio de personas que salieron a las calles de Barcelona en una manifestación histórica en la Diada. Hoy ha sido el propio Gobierno catalán quien ha hecho suyas las mismas reivindicaciones.

En un discurso ante los medios en la galería gótica del Palau de la Generalitat, el president, Artur Mas, ha asegurado que el camino de Catalunya hacia su libertad ya ha empezado, e indicó que ahora el reto que tiene entre las manos es 'dotar de estructuras de Estado' al territorio catalán para que sea un país independiente dentro de la Unión Europea.

'El clamor de ayer fue muy claro y a la vez muy normal: una nación que, para seguir siendo ella misma y para progresar, pide simplemente tener un Estado, un instrumento para seguir siendo en el futuro lo que ha seguido siendo en el pasado', ha proclamado. No obstante, Mas ha evitado pronunciarse sobre si acudirá a las próximas elecciones con la idea de un Estado propio en su programa.

'Estamos en un camino inequívoco', ha agregado Mas, que ha lanzado un mensaje al resto de España: si Catalunya logra el pacto fiscal puede ser que igualmente su proceso hacia la independencia continúe porque la ciudadanía no vea satisfechas sus reivindicaciones. Un camino que, ha reconocido, 'no será fácil', pero se mostró convencido de que 'todo es posible'.

Catalunya no sólo ha lanzado con la manifestación de este martes un mensaje a toda España, sino que también lo ha hecho 'a Europa y el mundo', ha dicho. 'Hemos ofrecido la imagen de la mejor Catalunya, un mensaje potente, muy potente: el anhelo de libertad y de querer ser un pueblo normal entre los países y las naciones', ha agregado.

Ha celebrado el civismo y la ausencia de disturbios en la marcha y ha señalado que habrá reacciones de todo tipo, pero hay que evitar actitudes 'airadas e histéricas' por parte del resto de España,

Lo que ha quedado claro es que Catalunya está inmersa ya en una nueva etapa, donde sus energías ya no se destinan a 'ayudar al conjunto del Estado' y a que toda España se modernice y se europeíce.

'Hemos ayudado a que el resto de España sea un país mejor' y a cambio, Catalunya esperaba que el Estado tendría hacia ella y hacia sus aspiraciones una actitud de amabilidad y respeto, lo que a su juicio no ha sido así.

'Ahora ha habido en poco tiempo un cambio de rumbo: si España hizo su transición hacia la democracia y hacia Europa, ahora nos toca a nosotros hacer nuestra transición', ha agregado.

De este modo, Catalunya pone fin a 30 años de historia, en los que 'ha destinado sus principales energías' a modernizar España, y ahora debe ponerlas en lo que él ha denominado 'proceso catalán'.

Pese a todos los 'obstáculos' que tendrá este camino, Mas ha dicho que es posible alcanzar un desenlace, recurriendo a una de las expresiones que más utilizó en su campaña electoral: el 'viaje a Ítaca'.