Público
Público

El aula no puede estar en casa

Una sentencia del Tribunal Constitucional niega el derecho a educar a los hijos en el hogar. 1.500 familias se acogen a esta práctica por motivos pedagógicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) asegura que el derecho de los padres a elegir libremente la educación de los hijos recogido en el artículo 27 de la Constitución 'excluye' a las familias que eligen educarlos 'en el propio domicilio'. Dos familias de Tolox (Málaga) fueron denunciadas por un delito de abandono de familia al no matricular en 2003 a sus hijos en ningún centro oficial. Cerca de 1.500 familias optan por el homeschooling (escolarizar en casa, en inglés) en España.

Las familias, denunciadas por compañeros de trabajo de uno de los padres, aseguraban que los niños sabían cinco idiomas y tomaban lecciones de música, matemáticas, ciencias, lengua y ética. Estos padres dicen que su educación es mejor que la del sistema oficial con 'clases de 30 o 40 alumnos'. La sentencia redactada por la presidenta del Constitucional, María Emilia Casas, es implacable y señala que, en el caso de que los padres estén descontentos con la enseñanza pública 'pueden crear un centro docente acorde a sus convicciones', como dice la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE).

'Me niego a que mis hijos sean un mueble en clase', dice una afectada

Uno de los padres que presentó el recurso, Florián Macarro, cree que los colegios son un sistema de 'obediencia y sumisión'. Macarro decidió sacar a su hija del colegio a los 13 años, cuando ella se lo pidió, al parecer 'porque se aburría', declaró a Efe. 'Las escuelas no tratan de dar una educación bien hecha, sino una cabeza bien llena', añade.

Los homeschoolers agrupados en la Asociación por la Libre Educación-Home-schooling, aseguran que su única motivación para apartar a sus hijos del sistema oficial es pedagógico. 'Con un 40% de fracaso escolar y los índices de acoso disparados nos negamos a que nuestros hijos reciban golpes o sean un mueble en clase', reflexiona la presidenta del colectivo, Azucena Caballero.

Los padres que siguen optando por la escolarización casera de los hijos ya tienen una solución: Educar a distancia. Azucena Caballero reconoce que ha matriculado a sus hijos en un centro a distancia de California (EEUU) donde se examinan dos veces al año para obtener los títulos correspondientes. 'Nosotros queremos que se vuelvan a instaurar los exámenes por libre', reclama.

El secretario de Estado de Educación, Mario Bedera, consideró este jueves 'fundamental' escolarizar a estos niños que pertenecen a un sector 'minoritario'. 'Los niños van al colegio también a aprender a socializarse en grupo', argumentó.

Un estudio del catedrático Carlos Cabo efectuado en una muestra de 140 familias homeschoolers descarta que se trate de personas con unas creencias religiosas muy profundas. Un 76% de estos padres no se siente cerca de ninguna confesión. Este fenómeno en España 'se aleja del modelo norteamericano, en el que la tendencia dominante es de un perfil ideológico y religioso muy conservador', explica este experto a raíz de su encuesta.

El informe de Cabo señala que el motivo mayoritario para elegir la enseñanza en casa es estrictamente pedagógico. Es el caso de Sergio Saavedra, que entrega el peso de la educación de sus hijos de 3 a 5 años a su mujer, Cristina. 'Ella diseña los programas y busca los materiales. Nos motiva estar con los niños. No queremos que nos los devuelvan por las tardes a las 18.00', explica.