Público
Público

Autocontrol reprueba la foto del rey en un anuncio para infieles

La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial avala una queja del Ayuntamiento de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha estimado una reclamación del Ayuntamiento de Madrid contra la campaña que lanzó el pasado julio la agencia de contactos Ashley Madison.com, con un anuncio de aventuras extramatrimoniales que incluía una imagen del rey Juan Carlos.

El anuncio, realizado por Verona Comunicación, pudo verse en una gran lona publicitaria colgada en plena Gran Vía de Madrid. En ella se veían fotos del rey Juan Carlos, Bill Clinton y el príncipe Carlos de Inglaterra, acompañadas del eslogan: ¿Qué tienen estas realezas en común? Deberían haber utilizado Ashley Madison.com'.

La empresa no consiguió que emitieran el anuncio ni en Antena 3, ni en Telecinco ni Cuatro

La empresa, que no consiguió que emitieran el anuncio Antena 3, Telecinco ni Cuatro, como había acordado inicialmente con estas cadenas, aseguró en su momento que habían obtenido el visto bueno de Autocontrol, aunque ahora el jurado de este organismo ha fallado en contra y ha estimado favorablemente una reclamación interpuesta por el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid.

Tras el estudio de la campaña, Autocontrol concluye que la agencia no solo no ha acreditado haber obtenido consentimiento de los tres personajes públicos que aparecen en el anuncio, lo que recuerda que ya sería suficiente para estimar la queja, sino que ha difundido un mensaje de 'gravedad', al 'insinuar sobre aspectos concernientes a la estricta privacidad de las personas afectadas'.

'La publicidad reclamada imputa una infidelidad a los sujetos que aparecen en la misma, explotando así ilegítimamente como argumento publicitario una circunstancia que pertenece absoluta e íntegramente al ámbito de la privacidad personal, y cuya explotación publicitaria lesiona el honor y la dignidad de las personas afectadas', señala el fallo de Autocontrol al que tuvo hoy acceso Servimedia.

El jurado da la razón al Ayuntamiento de Madrid en su queja, declara que el anuncio infringe su Código de Conducta Publicitaria de Autocontrol e insta al anunciante al cese de la publicidad.