Público
Público

Bildu cobra más protagonismo al presidir las Juntas de Guipúzcoa

La coalición se queda fuera de la Mesa de la Cámara en Vizcaya por la postura del PNV, PSE y PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bildu preside desde ayer las Juntas Generales de Guipúzcoa, mientras que ha quedado fuera de la Mesa de la Cámara de Vizcaya, pese a que fue la segunda fuerza más votada el 22-M. Ahora comienza ya la cuenta atrás para la elección de los diputados generales de ambos territorios.

La nueva presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa es Lohitzune Txarola, que resultó elegida en segunda votación por mayoría simple con el apoyo de Bildu y Aralar. Todas las fuerzas del Parlamento guipuzcoano están representadas en la Mesa. Eider Mendoza, del PNV, ocupa la primera vicepresidencia; Julio Astudillo, del PSE, la segunda; mientras que las secretarías están cubiertas por Iñigo Manrique (PP) y Rebeka Ubera (Aralar).

En su primer discurso como presidenta, Txarola agradeció el acuerdo de todos los partidos para estar representados en la Mesa, al considerar que se trata de 'un gesto pequeño, pero también significativo' para la 'nueva era política'. Además, mostró su voluntad de trabajar por la paz y la 'normalización política', convencida de que es 'imprescindible' la 'desaparición definitiva' de 'todas las formas de violencia, incluidas las amenazas, el acoso y las torturas'.

En las Juntas Generales de Vizcaya, el PNV votó a sus propios representantes, mientras que PSE y PP unieron sus votos, lo que dejó a Bildu fuera de la Mesa, pese a ser la segunda fuerza en escaños. Ana Madariaga, del partido nacionalista, repite como presidenta, Koldo Mediavilla (PNV) y Begoña Gil (PSE) ocupan sendas vicepresidencias, mientras que las secretarias corresponden a Jon Andoni Atutxa (PNV) y Carlos Olazabal (PP). El cabeza de lista de Bildu, Joseba Gezuraga, lamentó la actitud del partido nacionalista: 'No va en concordancia con el nuevo tiempo político'.

Las Juntas de Álava se constituirán mañana. Entre tanto, ayer se dio otro cruce de reproches entre el PSE y el PNV tras la constitución de los ayuntamientos. El lehendakari, Patxi López, afirmó en la cadena Ser que el partido nacionalista pactó con Bildu en algunos ayuntamientos 'para expulsar al PSE', en alusión sobre todo a Lasarte.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, rechazó tal pacto y señaló, en Radio Euskadi, que en ese municipio sus ediles no siguieron las directrices del partido al apoyar a Bildu, que arrebató la alcaldía a los socialistas. No obstante, Urkullu defendió que 'no se puede obviar' la representación política surgida en las urnas, y recordó al PSE que sumados sus votos a los del PP sólo suponen 'el 30% de la sociedad vasca'.

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, anunció, por su parte, una moción en los ayuntamientos que exige 'la condena' a 'los 857 asesinatos' de ETA para que 'todo el mundo se retrate'.