Público
Público

Boi Ruiz plantea pólizas privadas a partir de un nivel de renta

El conseller catalán de Salut insta al futuro Gobierno de Rajoy a introducir la medida. Su departamento matizó después que la Generalitat no se está planteando un seguro obligatorio para la sanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno catalán (CiU) ansía reducir el número de usuarios de la sanidad pública y no teme hacerlo por la vía de aumentar el negocio del sector asegurador privado. Así lo reconoció ayer el conseller de Salut, Boi Ruiz, quien aseguró que desde la Generalitat serían 'partidarios de una póliza básica de obligado seguro para aquellos que tienen un determinado nivel de renta', siguiendo otros modelos europeos. Es decir, que las clases con mayor poder adquisitivo deberían contratar obligatoriamente un seguro privado para recibir asistencia sanitaria. El conseller añadió que le gustaría que en España se abriera un debate para construir un 'modelo asegurador diferente', aunque precisó que no es optimista y desconoce qué medidas podría aplicar el futuro Gobierno de Mariano Rajoy al respecto.

El titular de Sanidad generó tal revuelo con sus palabras que obligó a un 'desmentido' desde su propia Conselleria, como lo calificó el portavoz del Govern, Francesc Homs. Así fue. Un comunicado matizó posteriormente las palabras de Ruiz: no se está considerando esa medida, pero es uno de los 'modelos posibles' que apunta la Generalitat gobernada por CiU.

Pajín pide a Rajoy que 'no consienta' al Govern 'fragmentar' el sistema sanitario

La cuestión es saber con qué calendario sueña el conseller. Y si el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy aceptará una propuesta como el globo sonda lanzado ayer desde Catalunya. La dirección estatal del Partido Popular rechazó pronunciarse al respecto, al considerar que el Gobierno de CiU había rectificado su propuesta. Quien sí se pronunció fue su presidenta en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, que se posicionó como contraria a los seguros obligatorios. No obstante, aseguró que estudiará el impacto económico de la medida, que avanzó que no cree que sea un ahorro muy grande, ya que pólizas privadas y sanidad pública ya conviven en la actualidad, según Europa Press.

Por su parte, la ministra de Sanidad en funciones, Leire Pajín, mostró su confianza en que el futuro Gobierno de Rajoy 'no consienta' a la Generalitat 'fragmentar' el Sistema Nacional de Salud (SNS). Pajín denunció que obligar a pagar una póliza 'supone claramente un perjuicio' para la sanidad pública y un 'beneficio' para la privada, según Efe. La también socialista Marina Geli, exconsellera de Salut, también criticó la medida. 'La propuesta es la descapitalización definitiva del sistema, porque al final la gente se preguntará por qué tiene que pagar por la sanidad pública si le animan a contratar pólizas privadas', aseguró.

El Foro de Pacientes prefiere una subida de impuestos a las rentas altas

En la misma línea, el diputado electo de Izquierda Unida Gaspar Llamazares denunció que todas las medidas que está impulsando Ruiz, 'desde el momento de su nombramiento son tendentes a ahondar la privatización encubierta de la sanidad catalana, con el pretexto de la crisis'.

El Govern de Artur Mas está imponiendo la reforma sanitaria que inició hace un año un ritmo frenético. No se ha puesto en marcha todavía una medida, cuando Ruiz sorprende con otro planteamiento igualmente revolucionario.

Hace una semana, se planteaba la nueva tasa moderadora para las recetas farmacéuticas una forma de copago para evitar un sobreconsumo, justificaba la Generalitat. Ayer ya se hablaba de la posibilidad de ceder actividad y usuarios a las aseguradoras. El business friendly del que hace gala el Gobierno autonómico va viento en popa. Incluso el anuncio llegó ayer desde la escuela de negocios Esade, con el micrófono patrocinado por una patronal sanitaria.

La de ayer es una más de una larga enumeración de propuestas que han provocado las críticas entre los profesionales de la sanidad pública y los defensores del SNS, como el pago por los servicios hosteleros de los hospitales y el transporte, la posibilidad de que cooperativas de médicos gestionen agrupaciones de ambulatorios o la deducción fiscal por contratar mutuas de seguros.

La consejera de Salud de Andalucía, la socialista María Jesús Montero, rechazó la vía de reformas que ha tomado Boi Ruiz e instó al futuro Ejecutivo de Rajoy a que 'inicie las oportunas acciones legales' contra las autonomías que 'están conculcando derechos reconocidos a los ciudadanos a lo largo de las diferentes legislaciones'.

Para el Foro Español de Pacientes, formado por decenas de asociaciones, la opción de Boi Ruiz no es la deseable. 'Lo más lógico, si queremos un sistema para todos, y lo más sencillo sería un cambio por la vía de impuestos', defiende su presidente, Albert Jovell. El SNS se financia, desde 1999 a través de los impuestos y no de la cotización a la Seguridad Social, como hasta entonces.

Además de incrementar los impuestos a las rentas altas, Jovell considera que este grupo también debería pagar más en tasas indirectas, como las que gravan productos que no son básicos y pueden provocar problemas de salud, como la llamada comida basura. El representante de los pacientes también reclama un aumento de los impuestos que gravan el tabaco y el alcohol de alta graduación.