Público
Público

Botella fulmina al 'gallardonismo' y se blinda con su amiga de la infancia

Dancausa es ahora la mujer fuerte del Ayuntamiento. La alcaldesa tomará la decisión de presentarse candidata en las municipales de 2015 en función del éxito de Madrid 2020

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ana Botella se ha llevado por delante el último vestigio fuerte del gallardonismo en el Ayuntamiento con el cese disfrazado de dimisión del vicealcalde Miguel Ángel Villanueva. La regidora madrileña ha aprovechado para realizar una remodelación profunda del Gobierno local, aunque la ha justificado por la necesidad de ajustarse a los tiempos, es decir, de tener equipos 'más eficientes' con menos presupuesto. 'El actual equivale al de 2005', ha subrayado en rueda de prensa esta mañana.

Con el cese de Villanueva, a quien la alcaldesa no ha dudado en cubrir con su 'afecto político y personal' e insistiendo en que su marcha la decidió él mismo, Botella se construye un equipo propio y se deshace de la herencia de quien la hizo regidora, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. En este sentido, son muchas las voces conservadoras que ven la mano de Esperanza Aguirre e Ignacio González, quienes habrían presionado a Botella para deshacerse de Villanueva tras la también dimisión de Pedro Calvo, imputado por el juez que investiga la tragedia del Madrid Arena. Calvo, otro significado gallardonista que Botella heredó de su antecesor, era el tercer teniente alcalde, concejal de Economía, Empleo y Participación Ciudadana y portavoz del Grupo Municipal del PP en el consistorio, así como presidente de Madrid Espacios y Congresos, empresa gestora del espacio Madrid Arena. Sólo queda en el gabinete de Botella una mujer de la etapa de Gallardón: Paz González, delegada del área de Urbanismo y Vivienda.

Estos cambios -pensados desde hace varios días, según fuentes del entorno conservador- incluyen la desaparición de la Vicealcaldía que ostentaba Villanueva, aunque también el nombramiento de Concepción Dancausa como primera teniente alcalde, es decir, la mujer fuerte de la alcaldesa, que es, además, amiga de Botella desde la infancia y mantiene el área de Hacienda, a la que suma las competencias de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, antes con concejalía propia en manos de José Enrique Núñez. El ahora portavoz del Gobierno municipal asume las tareas de segundo teniente alcalde de Madrid y responsables Seguridad y Emergencias, que pasan a conformar un área de Gobierno. La creación del área de Seguridad y Emergencias, de la que despoja a Antonio de Guindos (el hermano del ministro de Economía, Luis de Guindos, que mantiene Medioambiente) y a su número dos, Fátima Núñez (ahora responsable de distrito), se interpreta en el Ayuntamiento como un 'guiño' a la candidatura olímpica de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2020, presentada esta misma semana.

Precisamente, las fuentes consultadas aseguran que es en el resultado de esta apuesta internacional -que se conocerá el 7 de septiembre- es en donde Botella ha puesto el punto en el que empezar a plantearse su futuro político, e incluso, su continuidad en la actividad pública. La alcaldesa de la capital, que dice que 'nunca' se ha planteado dimitir, espera dar carpetazo a las responsabilidades políticas de la tragedia del 1 de noviembre de 2012 con la caída de Calvo y Villanueva y la remodelación del Gobierno municipal que hizo el miércoles. Los conservadores son poco optimistas a este respecto, pues creen que las imputaciones judiciales pueden no limitarse a Calvo y hacerse extensivas a Villanueva, a De Guindos (amigo personal de la regidora) o a ambos, lo que reabriría en canal la responsabilidad de Botella en la avalancha que provocó la muerte de cuatro jóvenes. La alcaldesa no dispone ya de los muros de contención que la protegían.

DISPLAY CONNECTORS, SL.