Público
Público

Camps felicita por teléfono a Costa por su readmisión

El PSOE valenciano asegura que el PP intenta comprar el silencio de Costa con su indulto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, ha llamado hoy al ex secretario general del PP en esta Comunidad Ricardo Costa para felicitarle por el hecho de que se haya levantado su suspensión de militancia en el partido.

Ha sido el Comité de Derechos y Garantías del Partido Popular el que ha decidido hoy levantar esa suspensión de militancia así como la del vicealcalde del ayuntamiento de Madrid, Manuel Cobo.

Fuentes próximas a Costa han informado a Efe de la llamada de Camps felicitándole por la decisión de ese órgano del partido, que le había sancionado por unas declaraciones en las que se consideraba todavía en el cargo de secretario general del PP valenciano a pesar de que la dirección nacional le había cesado.

El presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías, Alfonso Fernández Mañueco, ha telefoneado esta mañana personalmente a Costa para comunicarle la decisión adoptada.

Las fuentes citadas han apuntado que el ex secretario general del PP valenciano ya intuía que esa decisión se iba a hacer efectiva en un breve plazo.

El portavoz del Grupo Parlamentario socialista en las Cortes valencianas, Ángel Luna, considera que la 'rehabilitación' del ex secretario general del PPCV, Ricardo Costa, como militante del PP, es una 'maniobra' para 'comprar su silencio.

La decisión del PP de readmitir a Ricardo Costa es para Luna 'un rasgo de coherencia por parte del PP en su manera de no afrontar los temas de corrupción'.

'No había ninguna razón para pretender que Ricardo Costa se quedara fuera del PP', recalcó irónicamente, enumerando que 'son muchos los imputados en graves delitos de corrupción que hay en la Comunidad' que continúan dentro del partido, 'empezando por Camps y terminando por Fabra o por Ripoll'.

Costa 'siempre dijo que él lo único que había hecho era cumplir órdenes'

Luna aseguró que Costa 'siempre dijo que él lo único que había hecho era cumplir órdenes'. Unas órdenes que 'venían desde Génova, y, por tanto, de la dirección nacional del PP en Madrid' o bien 'desde la dirección nacional del PPCV, es decir de Camps'. En ese sentido, apuntó que 'si Camps sigue estando dentro del partido, tampoco había razón para dejar fuera a Ricardo Costa'.

El síndic socialista explicó que, con esta maniobra 'lo que está intentando el PP es comprar el silencio de Ricardo Costa y de su hermano Juan Costa', quienes 'ya habían hecho algún tipo de amenaza en el sentido de salirse de la férrea disciplina que les han querido imponer viendo que eran los únicos paganos de una situación de la que no habían sido ellos los únicos protagonists'.