Publicado: 16.01.2011 00:05 |Actualizado: 16.01.2011 00:05

Camps sostiene que mofarse de la prensa le da votos

Un micrófono abierto desvela que el president valenciano cree que los desplantes a los periodistas por la 'Gürtel' le son rentables electoralmente

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Hasta ahora, estaba claro que, desde que le estallaron los escándalos de corrupción, Francisco Camps no le tenía gusto a las ruedas de prensa. Ante las preguntas sobre la Gürtel exhibía sonrisas evasivas o contestaba sobre temas sobre los que no se le había inquirido. Nunca había dicho por qué actuaba así. Hasta el pasado miércoles 12 de enero. Un micrófono abierto le cazó. Le pilló explicando por qué escapaba de los periodistas: "Estos son los que me dan votos. Los dos tercios del Parlament valenciano serán del PP".

Fue en Bruselas, al final de una comparecencia con el director general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, Manel Villalante, y el conseller catalán de Territori i Sostenibilitat, Lluís Recoder, para hablar del Corredor Mediterráneo, una infraestructura ferroviaria que unirá España con Francia a través del Levante. El corresponsal de Público, Daniel Basteiro, le preguntó si creía que la posible apertura del caso de los trajes por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) influiría en su proclamación como candidato, y qué opinaba sobre la exclusión de Francisco Álvarez-Cascos como cabeza de lista del PP en Asturias.

Un alto cargo de Fomento le rió las gracias tras el desaire a un redactor de 'Público'

Camps ni se inmutó. Disertó cinco minutos de reloj sobre el Corredor, al que ya se había referido en más ocasiones. De Gürtel, nada. De Cascos, menos. Después, no hubo más preguntas. Fin de la rueda de prensa. Pero el micrófono seguía encendido, como descubrió ayer el diario Levante-EMV al escuchar la grabación.

Habla Villalante, el director general de Transportes del Ministerio de Fomento: la pregunta sobre Gürtel es "de mal gusto", dice. "¿Debes de estar acostumbrado?". Camps replica que son los periodistas los que le dan "votos". Recoder se une y, con Villalante, felicita al president por haber hecho el vacío al corresponsal. "Has sido muy hábil", le anima el director de Transportes. El jefe del Consell alude entonces a Jaume Roures, socio de Mediapro y uno de los propietarios de Público: "A estos -en referencia a los periodistas de este diario- les envío mensajes. Cuando me preguntan, digo: 'Recuerdos a Roures'".

Por cierto que aunque Camps no respondió sobre su candidatura, sí habló extensamente de ella en privado. Fuentes del PP confirmaron que el president de la Generalitat comió con Mariano Rajoy para discutir el proceso de nominación y la manera de hacerlo público. Rajoy, al igual que la plana mayor del PP, se encontraba en Bruselas para un homenaje a la ex ministra de Agricultura, Loyola de Palacio.

El vídeo desapareció el viernes por la tarde de la web del Parlamento Europeo, horas después de que el El intermedio, de La Sexta, emitiese parte de la grabación. "Los momentos finales no se escuchaban bien y además no era ese su sitio: no era un acto puramente institucional", aseguró a este diario un responsable de la Eurocámara. Sin embargo, el vídeo estuvo disponible durante casi dos días y la calidad del sonido era óptima, según todas las fuentes consultadas.

Camps acostumbra a responder de forma absurda sobre temas de corrupción

Este periódico intentó contactar con Villalante para inquirirle por qué rió a Camps su comportamiento. Fomento alegó que no lograba localizar al director de Transportes, nombrado por cierto por el ministro José Blanco el pasado 7 de diciembre. "De lo que estamos seguros es de que no quiso molestar al corresponsal de Público", le disculpaban en el ministerio.

"Camps viste como un político, pero contesta como una miss”, había comentado El Gran Wyoming en El intermedio. Lo que está claro es que no es la primera vez que el president intenta presionar a los medios para esquivar la Gürtel. Cuando una reportera de Público le preguntó en octubre de 2009 si habría dimisiones después de que la policía viese indicios de financiación ilegal en el PP valenciano, Camps llamó a Roures para quejarse. "Haz como yo. No te pongas trajes y no tendrás esos problemas", le respondió el editor de este diario.