Público
Público

Canal 9 contrató a la 'Gürtel' de forma irregular

Las adjudicaciones para cubrir la visita del Papa no respetaron la ley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Radiotelevisión Valenciana (RTVV) adjudicó todos los suministros y servicios necesarios para cubrir la visita que el Papa Benedicto XVI realizó a Valencia, en julio de 2006, 'de forma totalmente aleatoria y subjetiva, evitando el cumplimiento de los principios de publicidad, concurrencia, transparencia y objetividad'. El coste total del acto ascendió a 14.713.924 euros, repartidos en 239 contratos menores, 187 de personal por obra o servicio y 11 expedientes de contratación.

La Unidad de Auxilio Judicial ha examinado la documentación remitida por el ente público valenciano en relación con la visita del pontífice para ampliar el informe policial de 23 de julio de 2009, del que ya disponía el instructor del caso Gürtel en Madrid, Antonio Pedreira, y que ya dejaba constancia de distintas irregularidades.

Lejos de disiparlas, el nuevo informe recibido por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) denuncia que la forma en la que RTVV contrató supuso 'una menor eficiencia y economía en la gestión de los fondos públicos'. No concretaba los parámetros económicos y técnicos necesarios, no disponía de un precio de licitación, ni de ofertas homogéneas y, por falta de planificación, recurría al procedimiento de urgencia, para lo que negociaba con un único proveedor.

Teconsa, que fue la única que ofreció una oferta un 192% más alta que la más baja presentada

Pese a que la Unidad de Auxilio Judicial ha revisado los contratos en el marco de la instrucción del caso Gürtel y que el ex director general de RTVV Pedro García Gimeno aparece entre las personas que presuntamente recibieron trajes de la trama corrupta, las empresas de Francisco Correa tienen mucho menos protagonismo que otras entidades. Así sólo se precisa que Pasadena Viajes percibió 65.996 euros y Orange Market, 2.526, como proveedor, y 32.281, como cliente, ya que actuó como agencia de publicidad de la Diputación de Castellón, que preside Carlos Fabra.

La que sí aparece varias veces es Teconsa, que fue la única que ofertó al ente el suministro conjunto de vídeo y sonido una oferta un 192% más alta que la más baja presentada. Esta empresa cobró 7.493.600 euros por sus servicios. Además, subrogó el trabajo, pese a que su contrato con la Televisión Autonómica Valenciana lo prohibía.

El informe concluye que hubo 231 facturas emitidas por 97 proveedores diferentes, por un importe total de 1.431.452 euros, que se corresponden a contratos menores, adjudicados directamente a un proveedor y abonados tras la prestación de la factura correspondiente.

Con 18 de ellos se contrataron proyectos (por un valor total de 1.019.198 euros) que superaron los 12.020 euros, a partir de los que hay que convocar concurso. La Ley de Contratos de la Administración Pública se eludió mediante el fraccionamiento de los contratos, pagados con facturas sucesivas.

El portavoz del PSPV en las Corts, Ángel Luna, señaló que el informe 'pone de manifiesto' que en la televisión valenciana ha imperado el 'criterio de la voluntad exclusiva y al margen de la ley' del ex director del ente, del 'circulo íntimo' del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, informa EP.