Público
Público

El candidato Rajoy sacude al PP

Los tres golpes del líder de los conservadores para mantener el control sobre el partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando Mariano Rajoy salió al balcón del número 13 de Génova (sede nacional del Partido Popular) a saludar a los simpatizantes que le intentaban arropar tras los resultados del 9-M sabía que, si se mantenía al frente del partido, el camino iba a ser cuesta arriba. Aún así, siguió, y con ganas, según ha insistido, de volver a dar el callo en las generales de 2012, de las que se ve ganador.

Por ahora, Rajoy es el presidente del PP y único candidato al Congreso del mes de junio en el que los conservadores trazarán el mapa del partido para los próximos años.

Él lleva las riendas

Dice no ver ningún problema en su partido. Pero, por si acaso, sus últimas acciones han estado encaminadas a demostrar que es él quien lleva las riendas.

Esta semana ha dado claras muestras de ello. Primero vinieron los nombramientos del grupo parlamentario en la Cámara Baja, donde apostó por la renovación, la juventud y su equipo de los últimos años. Entre las nuevas caras destacan la de Soraya Sáenz de Santamaría, nombrada portavoz en el Congreso, y la del diputado José Luis Ayllón, el ‘número dos' del Grupo.

Casi a la par, Rajoy presentaba sus apuestas para el XVI Congreso Nacional del PP dejando a más de un alto cargo de su partido boquiabierto y disparando los rumores sobre candidaturas alternativas a la suya en junio. Y cuando todas las miradas apuntaban a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Rajoy se acercó a ella para preguntarle sobre la posibilidad de que fuera a competir con él por el liderazgo del partido.

En todos estos momentos, Mariano Rajoy ha intentado dar la impresión de que el partido no está atravesando ningún problema. Asimismo, ha sido muy insistente en que quiere ser el candidato del PP para las generales de 2012.

Pese a que en público ningún dirigente del PP se ha referido al malestar por los últimos fichajes, en privado las críticas no han faltaldo. Prueba de ello, son los rumores que apuntan a la posibilidad de que Esperanza Aguirre presente una candidatura alternativa. Precisamente para despejarlos, Rajoy concertó una cita con la presidenta madrileña, que no quiso aclararle sus planes de futuro.

No obstante, hay cargos de peso que sí creen que Rajoy es lo mejor para el partido. Así se lo han hecho saber en público.

El último en pronunciarse ha sido Alberto Núñez Feijóo, el presidente del PPdG. En un acto en Pontevedra, celebrado este viernes, le garantizó el apoyo de los compromisarios gallegos en el XVI Congreso. También Ramón Luis Valcárcel, presidente de Murcia, aseguró que apoyaba al 1.000 por 100 que continúe como líder.

Uno de los primeros respaldos que recibió fue el del alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, a quien algunos rumores sitúan como futuro secretario general. A Rajoy estas especulaciones le parecen 'sorprendentes'.

Frente mediático

Ha tenido que hacer frente también a las críticas de determinados sectores de la derecha mediática. Los que hasta hace un mes le calificaban de 'blando', ahora creen que no tiene futuro si no sale bien parado de las próximas autonómicas gallegas y vascas, y de las europeas. Y de que en el partido no existe democracia interna.