Publicado: 29.10.2015 12:52 |Actualizado: 29.10.2015 19:18

Carmena eleva el gasto social de Madrid en 124 millones para 2016

El Proyecto de Presupuesto del nuevo gobierno municipal, que cuenta con el apoyo del PSOE, prevé recaudar 49 millones de euros con el aumento del IBI a los inmuebles no residenciales de mayor valor, y otros 12,3 millones por la suspensión de bonificaciones a los inmuebles del Patrimonio Histórico, entre ellos el hotel Ritz, la sede de Telefónica, o la tienda de Zara en la Gran Vía.

Publicidad
Media: 4.70
Votos: 10
Comentarios:
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la entrevista de este jueves, 7 de octubre, en el Ayuntamiento de la capital. CHRISTIAN GONZÁLEZ

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la entrevista que concedió a 'Público', el pasado 7 de octubre. CHRISTIAN GONZÁLEZ

MADRID.- El programa electoral de Ahora Madrid defendía elevar el gasto social del Ayuntamiento de Madrid, y a juzgar por el Proyecto de Presupuesto General presentado este jueves Manuela Carmena ha cumplido su palabra. Y, teniendo en cuenta que estas cuentas tienen el visto bueno del PSOE, el Ayuntamiento dan por hecho que pronto podrán aprobarlas, coincidiendo con el periodo electoral. El equipo de la alcaldesa de la capital ha anunciado este jueves que el Consistorio incrementará en un 24,03% el gasto social, lo que supone un aumento de 124 millones con respecto a 2015, llegando hasta los casi 640 millones de euros.

En total, el concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, prevé aumentar los ingresos del Consistorio en un 2,39%, pasando de ingresar 4.388,217 millones a 4.449,992 millones de euros. Por la normativa estatal, el gasto de la administración municipal no puede superar el total recaudado, por lo que la suma de estas partidas aumentará también un 2,39% con respecto al del Ayuntamiento de Ana Botella.



El nuevo Consistorio no tiene previsto ejecutar grandes proyectos que requieran nuevas emisiones de deuda, ni tampoco pretenden seguir vendiendo patrimonio público en este ejercicio, tal y como ha explicado el propio Sánchez Mato. Defienden que son unos presupuestos para garantizar la suficiencia fiscal, y sacan pecho por el aumento de gasto en varias partidas.

En lo que respecta a los ingresos, tienen previsto recaudar un 4,16% más que en 2015 a través de impuestos directos (un total de 2.249 millones de euros), un 15,21% más con tasas y otros ingresos (hasta los 574,524 millones y un 3,24% más con impuestos indirectos (hasta los 138,54 millones de euros).

En lo que respecta a la recaudación, el Consistorio planea reunir 49,7 millones de euros con el paquete de medidas fiscales relacionadas con el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). La reducción del 7% para el tipo general supondrá que el Ayuntamiento deje de recaudar 9,7 millones de euros al bajar el impuesto a 2.133 millones de recibos, pero el incremento de entre un 7% y un 9% de las cuotas de los inmuebles de mayor valor catastral gravados a tipo diferenciado (6.814 recibos) sirve para recaudar 49,220 millones.

El Gobierno municipal retira la bonificación del 80% en el IBI a los edificios históricos que tengan actividades económicas, para recaudar 12,6 millones

En esta línea, el Consistorio dará una nueva bonificación a organismos públicos de investigación, con un coste de 3,5 millones de euros, pero también suprimirá las bonificaciones del 80% a los inmuebles de patrimonio histórico que desarrollan actividdes económicas lucrativas. La medida afectará a hoteles como el Ritz o el Westing Palace,  la sede de Telefónica,  las tienda de Zara y de H&M en la Gran Vía, o la macrotienda de Apple en la Puerta del Sol, entre otros grandes locales comerciales o empresariales. La retirada de la bonificación afecta a  2.843 recibos, y permitirá recaudar otros 12,3 millones de euros.

Por otra parte, la partida de gasto social que más crece es la de Cooperación Internacional y Fondos Europeos, que sube hasta los 11,71 millones, y que engloba los 10 millones de euros que el Consistorio quiere dedicar a la atención de refugiados. La partida destinada a la Atención e Inclusión Social sube hasta los 84, 473 millones (21,82% más), y la destinada a los Planes de Barrio pasa a los 36,455 millones, un 581% más según las cifras del Consistorio.

"Son unos presupuestos eminentemente sociales", sostenía este jueves el concejal de Hacienda, durante su comparecencia en rueda de prensa junto a la portavoz municipal, Rita Maestre. Sánchez Mato ha recordado que el resto de grupos (PP, PSOE y Ciudadanos) formularán enmiendas al Proyecto, y que "el resultado de las enmiendas será seguramente productivo" para estas cuentas.

El concejal reconoce que el acuerdo con el PSOE les ha llevado más tiempo de lo previsto, pero asegura que han "compartido gustosos" su "situación de minoría" y que ninguno de los elementos introducidos por los socialistas les ha supuesto "ningún tipo de problema o dificultad insalvable."No considero que nos hayamos dejado nada que técnicamente podamos introducir", apunta, antes de pedir paciencia a los madrileños para que los cambios se hagan visibles. "La gente también tiene que entender que no podemos resolver todo durante los últimos tres meses".

PSOE: "No estamos hablando de una negociación cerrada"

La portavoz del PSOE en el Consistorio, Purificación Causapié, comparecía este jueves apenas unos minutos después de la presentación de este Proyecto de Presupuesto.Causapié hace una valoración "muy positiva" del documento de Ahora Madrid, y sostiene que el presupuesto "lleva el sello del grupo municipal socialista".

La concejala del partido de la oposición que permitió la investidura de Carmena como alcaldesa se compromete a seguir trabajando en nuevas enmiendas, para poder "ponerle un 10" al documento final", y recuerda que aunque esperan respaldar el Proyecto definitivo, de momento sólo han dado la primera luz verde: "No estamos hablando de una negociación cerrada", zanja Causapié.