Público
Público

Cayo Lara propone un salario máximo para los altos ejecutivos

El coordinador de IU denuncia la "usura" de la banca y los "regalos" hechos por el presidente Rodríguez Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Cayo Lara que se dirige a su gente, a sus compañeros de IU, adora retratar el presente, la crisis mundial y el castigo que sufren los trabajadores, con frases añejas, escritas por esos grandes hombres de los que habla la Historia. Hace un mes, lo hizo con Karl Marx. Ayer, en la clausura de la VIII Asamblea Regional de IU-Comunidad de Madrid, usó a Thomas Jefferson, uno de los padres de EEUU, para denunciar la “usura” de los banqueros y adelantar la propuesta en la que ya trabaja la cúpula de IU: la “reivindicación del salario máximo interprofesional”.

Declaración de intenciones, pues, en línea con esto que dijo Jefferson en 1802: “Las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros [...]. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos [...] privarán a la gente de toda posesión”. Ahí está la exigencia de IU de una banca pública, de que el Gobierno no haga “regalos” a las entidades. Y ahí encaja el plan de estipular sueldos máximos, “que ya va siendo hora de que se ponga el techo por arriba”, subrayó el coordinador.

IU espera concretar su propuesta “a mediados de abril”, para su próximo Consejo Político Federal, precisaron en el equipo de Lara. Y prevén una escasa acogida. En diciembre, la Comisión de Trabajo del Congreso rechazó una moción defendida por Gaspar Llamazares que pedía “imponer topes salariales para cargos de dirección o altos ejecutivos no sujetos a convenio”. Pero Lara pudo ampararse ayer en Barack Obama, que fijó en febrero un sueldo máximo de 500.000 euros para los directivos de las entidades rescatadas por el Gobierno y se declaró “indignado” por las primas pagadas por la aseguradora AIG a los ejecutivos que hundieron la firma.

Hubo economía, hubo críticas al Ejecutivo –la campaña contra el aborto la está pagando la Iglesia con los 220 millones que “le regaló el PSOE”, dijo– pero, en la finca de Esperanza Aguirre que es Madrid, arreció el ataque crudísimo al PP. Por la corrupción, por el desarme de lo público, por “la comisión de desinvestigación” de los espías, por la “confianza robada” a los madrileños en 2003 debido al tamayazo.

Por eso Lara llamó a una “gran movilización” en la capital, prevista para finales de abril. El líder sabe que “Madrid es la clave”, la que puede arrastrar al éxito a IU. Es su segunda federación, con 11.000 afiliados. “En Madrid hay una esperanza negra. Tenéis la responsabilidad de llenar las calles de Madrid de esperanzas blancas, rojas, verdes, violetas y republicanas”. Así que “a la calle, que es hora, y a la huelga general, si quieren los sindicatos”, subrayó, que hay que recuperar los “cerebros y corazones rotos de la sociedad mestiza para el socialismo del siglo XXI”.

Lara aplaudió la unidad interna lograda por IU-Madrid frente a las “luchas cainitas”. Así se fortalece la federación. Lo escribió Eduardo Galeano, recordó el líder: “Los patos unidos jamás serán vencidos”. Los patos, los de IU, le arroparon con una ovación de esas rara vez vistas en la coalición. 

 


Gordo ya es coordinador // La VIII Asamblea de IU-CM se cerró sin sorpresas: concurrió una lista que integraba a las tres grandes familias de la federación. Se acreditaron 707 de los 766 delegados electos. 473 respaldaron la candidatura única. 81 votaron en blanco y otros 12 fueron papeletas nulas. Proclamada la lista, se reunieron los 114 miembros del Consejo Político Regional. De ellos, 107 avalaron a Gregorio Gordo como coordinador de IU en Madrid (93,8%). Se abstuvieron siete.

Contra la “involución” // IU-CM aprobó con el voto de 486 delegados (80%), y el rechazo de otros 104, la resolución política. Se denuncia la “involución social e ideológica” de Aguirre, que concibe el servicio público como “oportunidad de negocio” y ha asentado un “madrileñismo predemocrático”. “Aguirre es un anacronismo con el que tenemos que acabar”, recalcó Gordo.