Público
Público

El CGPJ elige al progresista Juanes para presidir la Audiencia Nacional

Obtiene el puesto por un voto al no lograr el apoyo de los vocales conservadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fue por mayoría ajustadísima, pero mayoría suficiente. Por 11 votos de un total de 21, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aupó ayer a la Presidencia de la Audiencia Nacional al magistrado progresista Ángel Juanes. Era el candidato con más papeletas para relevar a Carlos Dívar, que desde septiembre de 2008 ejerce de presidente del órgano de gobierno de los jueces.

Juanes se hizo con el mínimo necesario de los votos de los 21 vocales del CGPJ: los nueve progresistas y los dos nacionalistas. Mayoría simple, y no la mayoría de tres quintos que la reforma de la Ley del Poder Judicial reservó para los nombramientos de la cúpula judicial, de la que se excluye la Presidencia de la Audiencia.

Nueve apoyos, todos del sector conservador, recabó Carlos Lesmes, presidente en funciones de la Audiencia. Un voto logró la también progresista Elisa Veiga, magistrada de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia. Además de esta terna oficial, que había elevado al pleno la Comisión de Calificación del órgano, otros vocales habían propuesto al presidente del Tribunal Superior de La Rioja, Ignacio Espinosa, y al presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia, Javier Gómez Bermúdez. Ninguno de los dos logró sufragios.  

Lo ajustado de la votación da cuenta de las dudas que se ciernen sobre el juez. Juanes fue nombrado en 2003 magistrado de la Sala Militar del Supremo, y no hay precedentes de que un miembro del máximo tribunal de la carrera judicial pueda concurrir al cargo de presidente de la Audiencia, un tribunal de rango inferior. De hecho, el pleno del CGPJ estudió con carácter previo dos informes: uno no veía impedimentos legales; otro, sí.

Desde el Congreso, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, se felicitó de la elección de Juanes. Será, auguró, un “magnífico presidente”.

El CGPJ tenía pendiente además la designación de otros 19 altos cargos judiciales. El disenso de progresistas y conservadores hizo que quedara vacante la plaza de presidente del Tribunal Superior del País Vasco, silla hoy ocupada por el conservador Fernando Ruiz Piñeiro, que esta vez también se presentó como candidato. El puesto volverá pues a convocarse. El nombre de Piñeiro no es desconocido. Fue el impulsor de la causa contra Juan José Ibarretxe, archivada el 12 de enero.

El CGPJ también reprobó “enérgicamente” la filtración de las entrevistas a los candidatos a la Audiencia. “Todos” sus vocales “se comprometen” a que no haya más filtraciones.

 


Juanes apoyó la revisión de las condenas a muerte de la dictadura franquista

Hace casi seis años, en octubre de 2003, cuando Ángel Juanes Peces (San Pablo de los Montes, Toledo, 1947) era ascendido a la Sala Militar del Tribunal Supremo, Extremadura pareció dolida. Se marchaba a Madrid un magistrado de larga carrera, miembro de la progresista Jueces para la Democracia (JpD), la persona que durante nueve años había sido presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura. “Y con él se van nueve años de dignidad para la judicatura extremeña”, añadía un periódico local, que apuntaba a Juanes el logro de la modernización de la Justicia en una región atrasada.

Su paso al TS le destacó pronto. En la Sala Militar votó a favor de la revisión de las condenas a muerte dictadas por la dictadura franquista.

Reputado penalista y miembro de la Ejecutiva de JpD en 2000 y 2004, entró en las quinielas de presidente del CGPJ y del Supremo el verano pasado, dada su cercanía con el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso. No fue su momento. El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, prefirió a Carlos Dívar, un hombre de perfil más plano, discreto y católico, para más señas, más fácil de digerir para el PP.

El PSOE lo colocó en otro puesto de salida: la Asamblea extremeña le propuso como candidato a magistrado del Constitucional. Una vía muerta, dada la parálisis de la renovación del órgano. Ya no importa para Juanes. Su carrera, de 31 años, sigue ahora en la Audiencia.