Público
Público

"Es el colmo que se ponga en peligro vidas humanas por política"

Las ONG critican la desidia ante el drama de la inmigración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Me duele en el alma la situación que están viviendo los inmigrantes que están en la fragata española. Ellos no tienen la culpa de la falta de caridad de los países europeos', afirmó ayer el padre Moses Zerai en conversación telefónica con este diario. Este sacerdote eritreo, afincado en Roma, sabe de lo que habla. Él fue el primero en denunciar, el pasado mayo, que una embarcación con 72 inmigrantes salidos desde Libia con destino a Italia habían naufragado sin que la OTAN hiciese nada por rescatarlos. A sus críticas por la desidia de los países europeos se han unido otras organizaciones como Amnistia Internacional, Human Right Watch o el Acnur.

En aquella ocasión, el sacerdote avisó de que una barca iba a la deriva tanto a la guardia costera italiana como a la Alianza Atlántica. Pero aquella embarcación, sin que nadie la ayudara, regresó a las costas libias devuelta por la marea con sólo 11 supervivientes.

En aquella ocasión el padre Moses Zerai no tuvo ningún reparo en denunciar públicamente la omisión de socorro por parte de las autoridades italianas y la OTAN. Dos meses después, el sacerdote vuelve a alertar de que al menos 2.000 personas han muerto en el Mediterráneo desde que empezó el conflicto bélico en Libia y 'parece que a nadie le importa'. 'Que un conflicto político entre países, o una falta de acuerdo, ponga en riesgo vidas humanas, es el colmo' exclama.

'Al menos esta vez una nave los ha ayudado. Ahora falta que el resto de países hagan lo mismo', asegura. Para Zerai la solución a dónde debe desembarcar la fragata española está clara: 'Si el barco está ahora mismo cerca de Malta es allí donde deben ir, pero a nadie sorprende que Malta niegue ayuda humanitaria'.

Sin embargo, el sacerdote fue más allá y acusó a Italia y a Malta de un continuo tira y afloja que termina matando vidas. 'Lo que se está viviendo es el problema perenne entre Italia y Malta. Unos dicen que es competencia de uno y otros que es competencia del primero, y al final pagan los más desfavorecidos. Nadie puede rechazar ofrecer ayuda humanitaria', analiza.

El sacerdote alabó también la actuación de la embarcación española que, a su juicio, 'está cumpliendo con la misión humanitaria' que se le presupone de 'ayudar a los más desfavorecidos'. 'El barco español ha hecho bien. Ahora debe protestar internacionalmente a Malta por su falta de solidaridad', denuncia.

A finales del pasado mes de junio la cifra de inmigrantes llegados a la isla italiana de Lampedusa desde que comenzaran las revueltas árabes estaba en torno a los 42.000 inmigrantes. Las primeras llegadas se produjeron como consecuencia de las revueltas de Egipto. A estas salidas se sumarían después los que huían de Túnez tras la revolución de los jazmines y, en tercer lugar, la guerra en Libia desató un nuevo éxodo.