Público
Público

Colombia no puede confirmar que ETA y las FARC dejaran de colaborar

El nuevo vicepresidente alaba la cooperación con España y pone condiciones a un prceso de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Colombia no puede asegurar que ETA y las FARC sigan manteniendo contactos. El nuevo vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, dijo esta mañana que, pese a que 'ambos países han hecho un gran esfuerzo para combatir la colaboración entre esos dos grupos, no puedo afirmar categóricamente si se mantiene o ha terminado'.

Según Garzón, 'lo importante es la voluntad política' de ambos países. 'España y Colombia son un buen ejemplo del proceso de cooperación estatal y de coordinación de acciones de combate contra cualquier expresión criminal o terrorista', dijo en el programa Herrera en la Onda, de Onda Cero.

En marzo de este año, el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, procesó a varios miembros de ambas bandas por organizar atentados en España contra cargos colombianos.

Respecto a la actitud que mantendrá el nuevo gobierno con las FARC, el futuro vicepresidente declaró que la nueva administración exigirá 'que ponga en libertad, sin condiciones, a todos los secuesrados y que cesen las prácticas del secuestro, del terrorismo y de las minas antipersona'.

Exige la liberación de todos los rehenes como condición para un proceso de negociación 'También pedimos que la guerrilla tome la decisión más revolucionaria en estos tiempos: pedir perdón a la población por el daño causado y renunciar a la violencia', prosiguió.

'Si se dan estas condiciones, el Gobierno de Juan Manuel Santos tendría toda la generosidad para construir un escenario de paz, con procesos de reconciliación y perdón. Mientras tanto, mantenemos una línea de conducta de lucha permanente y decidida contra la criminalidad organizada', manifestó.

Garzón aseguró que los llamados 'falsos positivos' -los asesinatos perpetrados por el Ejército de civiles a los que se presenta como narcotraficantes o guerrilleros- no han formado parte de 'una política de Estado, fueron hechos aislados de algunos servidores públicos que nunca debieron suceder'.

'El Estado se ha comprometido seriamente con la sociedad colombiana y con la comunidad internacional para que la figura de los 'falsos positivos' nunca más se vuelva a repetir en nuestro país', concluyó.