Público
Público

Condenado a 27 años de cárcel por abusar y retener 3 días a una menor

La sentencia dicta que la víctima presenta un retraso mental dentro de "los límites de la normalidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a 27 años de cárcel a un hombre de 36 años por abusar sexualmente y en repetidas ocasiones de una menor, de 16 años de edad, a la que mantuvo retenida en una casa de aperos de la Pobla de Vallbona, Valencia, en noviembre de 2007.

Según el contenido de la sentencia, hecho público hoy por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el condenado es de nacionalidad marroquí, vecino de Benaguacil, Valencia, y tiene antecedentes penales, 'aunque no computables a efectos de reincidencia'.

Los hechos se produjeron entre el 20 y el 23 de noviembre de 2007 y en los abusos participaron también el hermano del condenado, actualmente en busca y captura, y otro individuo que no ha sido enjuiciado.

La sentencia dicta que esta adolescente 'presenta un déficit intelectual dentro de los límites' El 20 de noviembre, el condenado se encontró en una calle de la Pobla de Vallbona con la víctima, de 16 años, a la que ya conocía, y la convenció para que subiera a su vehículo 'con ánimo de satisfacer sus deseos libinidosos'. Acto seguido, ambos se trasladaron a una caseta de aperos alejada del pueblo y sin viviendas próximas, donde residía el condenado y en la cual se encontraba un hermano del acusado y otro individuo.

Una vez allí, los tres hombres y la menor estuvieron hablando y comiendo hasta que anocheció, momento en el que el procesado y sus compañeros 'le propusieron a la víctima acostarse con ella', a lo que esta se negó.

A pesar de ello, los tres individuos mantuvieron relaciones con ella por turnos y cerraron la puerta con candado y la dejaron allí durante los tres días posteriores. Durante las tres jornadas siguientes, los hombres mantuvieron relaciones sexuales con la menor hasta que fue rescatada sobre las 15:30 horas del día 23 por dos policías locales y su madre,  informada por 'terceras personas' del paradero de su hija.

El condenado y su hermano fueron detenidos tras los testimonios de la menor, que aseguró que habían abusado de ella reteniéndola contra su voluntad. La menor fue trasladada al hospital La Fe, donde se le realizó un examen en el que se apreció 'un probable retraso mental' y no se localizaron lesiones.

Según la sentencia, esta adolescente 'presenta un déficit intelectual dentro de los límites de la normalidad y, si bien es capaz de entender la libertad sexual y sus consecuencias, existe una pérdida de la firmeza de la voluntad necesaria para un consentimiento pleno'.

Asimismo, se hace hincapié en su 'facilidad de manipulación' e influenciabilidad' y en que carece de 'la necesaria capacidad plena de comprensión del concepto de libertad sexual'.

En consecuencia, se ha condenado al detenido a nueve años por cada uno e los tres delitos continuados de abusos sexuales y por un delito de detención ilegal, por lo que deberá ingresar en prisión y abonar 30.000 euros a la víctima en concepto de daños morales.