Público
Público

El Congreso ratifica por unanimidad la adhesión de Croacia a la UE

El debate ha estado salpicado de referencias a Catalunya por las que el ministro de Asuntos Exteriores ha pedido disculpas al embajador croata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pleno del Congreso ha aprobado hoy por unanimidad la ley de ratificación del Tratado de Adhesión a la Unión Europea de Croacia, tras un debate tan salpicado de referencias a Cataluña que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha pedido disculpas por ello al embajador croata. España se convierte así, con 282 votos a favor, en el décimo tercer de los 27 estados miembros que ratifican esta adhesión. La República de Croacia es el primer país en incorporarse a la UE del sexto paquete de ampliaciones.

El embajador Neven Pelicaric, que ha seguido el debate desde la tribuna de invitados, ha llorado de la emoción, según ha asegurado él mismo a la exministra socialista Trinidad Jiménez. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha considerado que la adhesión de Croacia es una buena noticia para los Balcanes y también para la UE, inmersa en un proceso 'fundacional' y de 'auténtica duda'. 'Que haya un nuevo Estado que se quiera unir a la UE es una buena noticia, confirma la fortaleza del proyecto', ha subrayado.

No obstante, ha recordado los problemas que acucian a Europa, como la crisis de la deuda soberana y los retos que existen por delante, como las uniones bancaria, fiscal, económica y política. 'Digan lo que digan, fuera de Europa no hay salvación', ha advertido. El socialista Juan Moscoso ha defendido la entrada de Croacia en la Europa de la 'prosperidad', la 'democracia', la 'convivencia' y el 'futuro' y ha recordado el 'camino lento y tortuoso' que ha recorrido esta República. Moscoso ha subrayado que, igual que en España, Europa es en Croacia el 'principal punto de consenso político' y ha manifestado su deseo de que lo siga siendo.

En cambio, en nombre de la Izquierda Plural, José Luis Centella se ha preguntado si los croatas 'saben dónde se meten' y ha sostenido que la pertenencia a la 'Europa de los mercaderes' ha supuesto para España una 'economía más debilitada y dependiente'. Jordi Xuclà (CiU) se ha mostrado convencido de que los catalanes harán 'buenos tratos comerciales en el futuro' con los croatas, a los que ha pedido 'ayuda para que este momento de crisis y de duda sea profundamente europeísta'.

José María Beneyto (PP) ha defendido que la adhesión de Croacia significa el 'triunfo de Europa sobre los nacionalismos' y que demuestra que 'Europa se hace contra la fragmentación, contra los radicalismos y contra la historia más oscura que se asienta sobre los particularismos'. 'Si somos europeos no seremos nunca nacionalistas', ha proclamado Beneyto, que ha subrayado que 'sólo cuando la secesión estaba prevista en su Constitución ha sido posible que esos países pudieran integrarse en la UE'.

También Irene Lozano, de UPyD, ha arremetido contra el nacionalismo que 'tanta muerte dejó en el siglo XX y que hoy pone la zancadilla al proyecto europeo', y ha advertido de que supone 'una carga de dinamita en los pilares de todo lo que se llame Unión'. No obstante, ha explicado que UPyD no se opone porque no tiene nada contra los croatas, sino contra la 'dinámica de adhesiones' en la UE, a su juicio 'equivocada'. El diputado del PNV Aitor Esteban ha dicho que esta ratificación es un 'gran paso en la UE que allanará el camino a la solución de muchos problemas' y se ha 'jugado una comida' con el ministro a que 'dentro de unos añitos entrarán Serbia, Macedonia, Montenegro, Bosnia Herzegovina y hasta Kosovo con la aquiescencia de Serbia'.