Público
Público

El Constitucional pregunta al Parlament qué declaración soberanista es la que vale

Le pide que en diez días le aclare si está vigente la declaración aprobada en enero o  el acuerdo posterior con PSC de marzo sobre la consulta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Constitucional (TC) ha dictado una providencia en la que concede diez días al Parlament para que aclare si la segunda declaración soberanista que aprobó en marzo, en la que abogó por abrir un diálogo con el Gobierno y fue más mayoritaria, sustituye a una primera en la que se declaró a Catalunya sujeto soberano.

El pasado 13 de marzo el Parlamento catalán aprobó por una amplia mayoría, más de dos tercios de la Cámara (104 votos), una resolución en la que se instó al Govern de la Generalitat a 'iniciar un diálogo' con el Gobierno del Estado para celebrar una consulta de autodeterminación en Catalunya. Esta iniciativa fue votada a favor por CiU, ERC, ICV-EUiA y PSC. Previamente, el 23 de enero pasado, el Parlament dictó una primera declaración soberanista que no contó con el apoyo del PSC y sí recabó el aval de CiU, ERC e ICV. En esta primera declaración, el Parlament defendía que Catalunya es 'sujeto jurídico y político soberano', y contó entonces con el apoyo del 63 % de diputados de la Cámara catalana, frente al 77 % de la segunda resolución soberanista.

En la providencia dictada hoy, el pleno del TC pregunta al Parlament si la resolución de marzo 'sustituye íntegramente' a la anterior declaración de enero, 'que ha sido impugnada' ante el Tribunal Constitucional. En caso de una respuesta afirmativa, no habría pleito, ya que el recurso del Gobierno central se dirige contra la declaración de enero y no contra la de marzo. 

El pasado 1 de marzo, antes de que el Parlament aprobase una segunda declaración, el Consejo de Ministros acordó impugnar ante el Constitucional la declaración soberanista aprobada por el Parlament en enero, lo que para el presidente de la Generalitat, Artur Mas, supuso, según dijo, 'cortar la vía del diálogo'. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, destacó en una rueda de prensa posterior a un reciente Consejo de Ministros que el diálogo se mantiene y apeló a la lealtad institucional y a la colaboración entre las administraciones, 'muy especialmente con la Generalitat'.

La impugnación, de admitirse a trámite, supondrá la suspensión temporal de la resolución del TC, que esperará a tratar el tema en pleno a que el Parlamento catalán aclare la cuestión. Según el artículo 161 de la Constitución, 'el Gobierno podrá impugnar ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las comunidades autónomas'. 'La impugnación producirá la suspensión de la disposición o resolución recurrida pero el Tribunal deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses', añade el citado artículo.

Todos los partidos catalanes han replicado este martes al Tribunal Constitucional (TC) que la propuesta de resolución presentada por el PSC para instar al Govern a dialogar con el Estado para celebrar una consulta no invalida la declaración de soberanía aprobada semanas antes por el Parlament.

Uno tras otro, los portavoces de todos los grupos de la Cámara catalana han defendido que las propuestas de resolución que se aprueban en el Parlament son independientes unas de otras, y han negado que, como sucede con las leyes, una pueda modificar aspectos de otra.

El líder de CiU en la Cámara, Jordi Turull, ha mostrado su perplejidad por el requerimiento del TC, después de que el alto tribunal haya solicitado al Parlament que aclare si la primera declaración de soberanía sigue vigente tras aprobarse la propuesta del PSC.

Turull ha cuestionado si detrás de la petición del TC no se esconde 'una decisión política decorada jurídicamente' para tratar de dividir a los partidos catalanes, y ha ironizado con que si es necesario CiU está dispuesta a volver a votar de nuevo la declaración de soberanía inicial en el próximo pleno para dejar claro que sigue vigente.

El portavoz adjunto de ERC en el Parlamento catalán, Oriol Amorós, ha considerado 'estrambótica' la petición del TC, y ha cuestionado la comprensión lectora del tribunal ya que, según ha dicho, aprobar una declaración de soberanía que tiene entre sus principios el diálogo no es incompatible con instar al Govern a dialogar con el Estado.

El portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena, ha defendido que ambas resoluciones tienen legitimidad, aunque ha argumentado que si se quieren hacer las cosas con sentido común para que la consulta pueda realizarse 'lo lógico es apostar por la segunda', la que promovieron los socialistas catalanes.

También el portavoz del PP, Enric Millo, ha considerado que ambas declaraciones son 'independientes una de otra' y que no se anulan entre sí, aunque ha defendido la libertad del alto tribunal para pedir esta aclaración.

Desde las filas de C's, su portavoz, Jordi Cañas, ha señalado que una resolución no anula la anterior, y ha recordado que la única que esta recurrida ante el TC es la declaración de soberanía: 'Creo que debe ser más un tema protocolario que no una duda jurídica, espero'.

El diputado de la CUP Quim Arrufat ha sostenido que ambas propuestas suponían una contradicción porque 'o se es soberano o se somete a la voluntad del Estado', y ha emplazado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a aplicar la declaración de soberanía.