Público
Público

Los controladores desisten de hacer huelga en agosto

Dicen que retoman la negociación por "responsabilidad" ante los daños. Aena se reúne hoy con USCA confía en un acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los miles de pasajeros que están pendientes de tomar un avión para ir de vacaciones y las empresas del sector turístico pueden respirar tranquilos: no habrá huelga de controladores en agosto. Este colectivo dio ayer un paso atrás, aunque lo vistió de concesión temporal, y retiró la amenaza de huelga sólo para este mes.

Al sindicato mayoritario de los controladores, USCA, le costó tomar esa decisión por sus divergencias. Hicieron falta casi tres horas de reunión de los nueve miembros de su comité ejecutivo más otros cuatro de la junta directiva (que fueron determinantes para el voto). Al final, el comité decidió 'por unanimidad' que USCA 'no ejercerá el derecho a la huelga en agosto' mostrando un 'ejercicio de responsabilidad', afirmó el secretario de comunicación del sindicato, César Cabo, en un receso de la reunión. Pese a ello, la decisión, dijo, es 'definitiva'. El sindicato 'ha entendido la preocupación del sector turístico y de numerosos pasajeros', que les han pedido que retiraran el amago de huelga.

El sindicato USCA cede tras diez días de incertidumbre sobre los paros

USCA tuvo que justificarse ayer para que su marcha atrás no pareciera una claudicación en toda regla tras diez días de incertidumbre sobre la huelga. Y apuntó como determinante la petición de actuar 'con responsabilidad' y no convocar el paro que les envió ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente señaló que esperaba que el colectivo fuera consciente de que 'la hipotética huelga genera incertidumbre, no produce más que efectos negativos y no es una actitud constructiva', dijo el presidente. Las 'palabras de Zapatero' han dado a entender al sindicato que el Gobierno 'va a empujar a Aena a volver a la mesa de negociación, ahora sí, con una actitud constructiva', aseguró Cabo.

USCA sabía que si iba a la huelga el Gobierno tiene armas legales para imponer que un árbitro independiente resuelva el conflicto con un laudo obligatorio antes, incluso, de que se produjera el paro.

Desaparecen, así, las dudas sobre una huelga a partir del 22 de agosto con la que USCA amagaba desde el fin de semana, lo que supone que se reactivará el 30% de las reservas hoteleras que estaban en el aire y que no habrá problemas en los más de 5.000 vuelos diarios previstos por la empresa pública de aeropuertos, Aena, con más de 800.000 plazas cada día de agosto.

Declara que también quiere llegar a un acuerdo en breve

Una muy buena noticia para Aena. Su presidente, Juan Ignacio Lema, valoró 'positivamente' la decisión de los controladores, aunque lamentó que no haya una retirada 'definitiva' de convocar paros, dijo anoche en una rueda de prensa. Lema convocó para hoy a las cinco de la tarde a USCA para retomar las negociaciones 'con disponibilidad total de diálogo', pero 'siempre que no haya amenaza de huelga', recalcó el presidente del ente público, quien reiteró la oferta de un arbitraje si no hay acuerdos en algún punto.

Sobre las ocho de la tarde, Aena supo, por el bufete de abogados Cusan, que lleva las negociaciones, que no habría paros este mes.

Las conversaciones se retoman en el mismo punto donde se dejaron el viernes, cuando USCA se levantó de la mesa después de que Aena le exigiera desistir de la huelga si quería continuar negociando. Las dos partes estuvieron muy cerca del acuerdo, según han admitido. De hecho, están prácticamente cerrados 'seis o siete' puntos de las 12 exigencias que planteó USCA, recordó ayer Lema.

Las jornadas y los sueldos son los puntos pendientes de cerrar

Aena confía en que el acuerdo esté próximo: 'Esperamos que esta tanda de reuniones sea la definitiva', aseveró ayer su presidente. USCA parece estar por la labor y señaló en un comunicado que quiere un pacto 'mañana, mejor que pasado'. Reiteró, además, su petición de que el ministro de Fomento, José Blanco, les reciba.

A partir de ahora, este colectivo tendrá que afinar sus posiciones porque el Ministerio de Fomento, del que depende Aena, no está dispuesto a mover demasiado su postura, según fuentes del departamento.

La jornada y los salarios son los puntos pendientes de cerrar. Aena mantiene su oferta de pagar 200.000 euros de media al colectivo hasta 2013, su sueldo actual desde el decreto de Fomento de febrero (antes cobraban casi 350.000). USCA quiere reducir las horas de 1.760 a 1.350, pero si Aena se aviene, tendrán que asumir que cobrarán menos.