Público
Público

Cuatro bomberos mueren en un incendio en Tarragona

Otros dos se encuentran graves. Otro incendio en Collado Mediano (Madrid) obliga a desalojar durante horas a 2.000 vecinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ver mapa más grande

 

El fuego está haciendo estragos en España este martes. Cuatro bomberos han fallecido en el incendio que afecta desde el lunes al Parque Natural de Els Ports (Tarragona) y otros dos permanecen heridos en estado grave. Las ministras de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y de Defensa, Carme Chacón, acuden a Tarragona para conocer 'in situ' la evolución del incendio.

Los dos bomberos heridos en el incendio de Horta de Sant Joan (Tarragona) están muy grave y tienen quemaduras de segundo y tercer grado en el 75% y el 50% de su cuerpo, según informó el delegado de la Generalitat en Lleida, Miquel Pueyo y los Bomberos de la Generalitat tras consultar con el centro hospitalario.

Los bomberos se vieron sorprendidos por un brusco cambio en la dirección del viento registrado y quedaron atrapados debido al rápido avance de las llamas. 'Los efectivos estaban trabajando en una zona de vientos variables y ha habido un cambio de viento inesperado que ha rodeado a seis bomberos, de los cuales cuatro han muerto y dos han resultado heridos y han sido trasladados al Hospital de Valle Hebrón', según explicó, por su parte, el secretario general de la consellería de Interior, Joan Boada.

Diversas dotaciones procedentes de Aragón y de la Comunidad Valenciana, así como la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ministerio de Defensa han enviado efectivos para apoyar los trabajos de control del fuego. Según datos provisionales del cuerpo de Agentes Rurales, el fuego ha afectado hasta ahora a una superficie de 800 hectáreas de vegetación forestal, de las que 400 pertenecen al Parque Natural de Els Ports.  Un total de 80 dotaciones de los bomberos han trabajado toda la noche para estabilizar el perímetro del incendio que afecta al parque natural de Els Ports. Esta mañana se han incrementado a 100 los efectivos, ya que todavía no se ha dado por controlado el fuego.

Seis helicópteros se han incorporado esta mañana a los trabajos de extinción del incendio que afecta al parque natural de Els Ports, en el que ayer murieron cuatro bomberos, aunque el viento y la escasa visibilidad están dificultando las tareas desde el aire.

100 dotaciones terrestres de los Bomberos de la Generalitat y efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME), del Ministerio de Defensa, y de las Brigadas de Refuerzo en Incendio Forestal (BIRF), procedentes de Daroca (Zaragoza), trabajan en la zona para tratar de estabilizar el perímetro del incendio.

El incendio se acerca al núcleo urbano del municipio de Horta de Sant Joan. Cuatro masías están aisladas y desalojadas a causa del incendio. Se desconoce si hay personas atrapadas en algunas de las viviendas rurales afectadas.

De momento, la dirección general de Protección Civil no ha ordenado el desalojo de las viviendas de los barrios periféricos de la localidad, aunque ha pedido a los habitantes del pueblo que permanezcan en el interior de las viviendas.

Protección Civil ha activado la fase de Emergencia-1 del plan Infocat y ha cortado el acceso a Horta de Sant Joan por la carretera T-330.

Este mediodía, el fuerte viento ha obligado a los medios aéreos de salvamento a aterrizar, pero a media tarde las condiciones meteorológicas han mejorado y seis helicópteros bombarderos, cuatro avionetas, un hidroavión y un helicóptero de mando están trabajando para evitar que las llamas se acerquen a las zonas habitadas.

Fuentes del consistorio de Horta de Sant Joan consideran 'poco probable que el fuego acabe llegando al pueblo'.  'Casi todas las masías afectadas están deshabitadas', han agregado, lo que no significa que no haya nadie atrapado porque 'el viento sopla con tanta fuerza y es tan imprevisible que todo puede pasar'.

El Gobierno ha puesto a disposición los medios disponibles en el Plan de actuaciones de prevención y lucha contra los incendios forestales, tanto a través del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino como del Ministerio de Defensa. 

En la localidad madrileña de Collado Mediano (ver mapa), otro incendio ha obligado a desalojar unas 2.000 personas de cuatro urbanizaciones.

El fuego ha sido controlado a las 20 horas, lo que permitirá a los vecinos dormir en sus viviendas. Las urbanizaciones desalojadas han sido Serranía de la Paloma, Fuente de la Salinera, Parque Collado y Reojo del Roble, las más cercanas al fuego que se declaró por causas que aún se desconocen en el Cerro del Castillo, la zona más septentrional del municipio.

En total más de 200 personas han luchado por controlar el fuego, que ha arrasado una zona orográfica 'muy complicada' donde los trabajos se han visto dificultados por el viento racheado.

Esta misma tarde también se ha declarado un incendio agrícola en las afueras de Ciudad Real, que ha alcanzado a una casa próxima a la capital.

La Policía Local está avisando por megafonía a los vecinos de la pedanía de Las Poblachuelas para que se vayan al interior de la ciudad o se refugien en lugares seguros. Un especial dispositivo se ha montado en torno a una gasolinera de Repsol para evitar que lleguen las llamas a los surtidores.

El incendio ha cortado la carretera nacional N-430 (a Extremadura) y ha sido declarado de Nivel 1 por el Servicio de Extinción de Incendios de Castilla-La Mancha (Infocam). El incendio se declaró a las 17.27 horas en el término municipal de Poblete, anejo a la capita. Las fuertes rachas de viento que se registran en la zona dificultan las labores de extinción.

También ha sufrido esta tarde el azote del fuego la Serranía de Cuenca, donde se han declarado cinco incendios forestales, más uno en la zona de la Alcarria, que han obligado a decretar el nivel 2 del plan de lucha contra los incendios y a desalojar un campamento infantil de la localidad de Poyatos y el albergue juvenil de Las Fuentes de las Tablas.

El más grave de todos es que se ha declarado en el término municipal de Poyatos, en la Serranía de Cuenca, a las 14.25 horas, un fuego intencionado que ha prendido con seis focos diferentes y que ataca al 'corazón de la sierra'. Ese incendio ha obligado a desalojar un campamento infantil de Acción Católica en Poyatos, según el consejero, que ha dejado claro que los ochenta niños que se encontraban en el mismo están bien y han sido trasladados a Cuenca, pues la mayor parte procede de esa ciudad.

Otro incendio declarado en la localidad de Buenache de la Sierra ha obligado a desalojar también el albergue de Las Fuentes de Las Tablas, cuyos usuarios están siendo trasladados hacia Uña en vehículos de la Junta de Comunidades, del Diputación y del Ayuntamiento de la localidad.