Público
Público

Descenso importante de temperatura y toda la costa norte en alerta naranja

Las temperaturas pueden bajar del orden de 5 a 6 grados tanto máximas como mínimas. Nevará por encima de los 700 metros en el norte del país y 800 en el centro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un nuevo frente atlántico volverá a poner mañana a gran parte de la Península en situación de alerta, en su mayoría amarilla (riesgo), debido al frío y la nieve. Así, descenderán de forma importante las temperaturas y las precipitaciones regresarán a diversos puntos del país, según ha informado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Angel Rivera.

Mientras, un frente cálido atraviesa hoy España dejando precipitaciones en forma de lluvia en la mayor parte del territorio, débiles a moderadas en la mitad norte y dispersas en la mitad sur. 'Mañana se producirá un descenso de temperaturas apreciable porque el frente dejará aire bastante frío. Por ello, las temperaturas pueden bajar del orden de 5 a 6 grados tanto máximas como mínimas', ha añadido Rivera.

Las precipitaciones serán en forma de nieve por encima de los 700 metros en el noroeste, y de entre los 800 y los 1.000 en zonas del centro y el alto Ebro. Por su parte, en el sureste podría nevar por encima de los 1.000 metros. No obstante, no hay que descartar que aparezca nieve en zonas más bajas, a 500 ó 600 metros, pero de forma transitoria, aleatoria y puntual.

De este modo, mañana casi todo el país se encuentra en alerta.

Hay avisos, fundamentalmente por nevadas, pero también por fuerte oleaje y viento, como es el caso de Galicia, que se encuentra en sus costas en nivel rojo (riesgo extremo), donde podrían registrarse olas de 7 a 8 metros. La alerta podría extenderse a la zona del resto del cantábrico que para mañana está en alerta naranja por esa misma situación.

Además, mañana hay nivel amarillo por viento en las zonas cantábicas del interior, en algún enclave del litoral andaluz y en las zonas montañosas del centro. Precisamente, el viento provocará que la sensación térmica sea muy fría.

Para el miércoles, mejora la situación, de forma que, aunque las precipitaciones se quedan en alguna zona del norte, habrá más claros. Las temperaturas empezarán a suavizarse a partir del jueves, cuando entrará una masa de aire con temperaturas más suaves también del Atlántico, con frentes de lluvia. Y entonces, la nieve subirá de cota.

En cuanto al viernes, es probable que se produzca otro intervalo de mejoría, mientras que de cara al fin de semana volverán, con probabilidad nuevos frentes atlánticos, que de nuevo podrían traer lluvias a la península.

En definitiva, según ha explicado Angel Rivera, 'la inestabilidad dominará la semana, con distintos frentes que vienen del Atlántico y que traen paquetes de aire más fríos y más cálidos y pasan como una serie de ondas sobre la península'. Así, lo que predominará es la alternancia de frentes atlánticos cálidos y fríos durante toda la semana, con periodos de mejora en los que se abrirán grandes claros, saldrá el sol y volverá la lluvia.

'Estamos poco acostumbrados a esta situación inestable, con distintos frentes de lluvia y periodos de mejora entre esos frentes procedentes del Atlántico, típicas hace 8 ó 10 años', dijo. En este sentido, ha explicado que se han sucedido varios inviernos en los que eran poco frecuentes ese tipo de borrascas del Atlántico con frentes cálidos y fríos. Ahora, parece que durante unos días nos va a acompañar ese tipo de tiempo, que era desconocido. Lo más probable es que no dure mucho y volvamos a las situaciones anteriores'.

En cambio, en anteriores inviernos eran entradas del norte de aire polar, del norte o noroeste, como las que hubo en las importantes nevadas de hace 10 días. Ahora, esta semana entran del oeste y el noroeste. 'Son frentes más marítimos y más templadas que los del Norte y Noreste', añadió Rivera.