Público
Público

Detenido en A Coruña por matar a los hijos gemelos de su pareja

La Delegación del Gobierno descarta que sea un episodio de violencia machista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido en A Coruña a un hombre como principal sospechoso de la muerte de los dos hijos gemelos de su pareja, de unos 10 años de edad. Los hechos sucedieron entre las 15.30 y las 16.00 horas en el tercer piso del número 13 de la calle Andrés Antelo, en el barrio de Monte Alto de A Coruña.

Cuando los agentes llegaron al domicilio, alertados por una llamada de los vecinos, encontraron al hombre detenido en estado de shock. La escena que encontraron puso en evidencia que los niños murieron de forma violenta, según fuentes de la investigación.

Cuando los agentes llegaron al domicilio, encontraron al hombre detenido en estado de shock

La madre de las víctimas es una camarera de 35 años que estaba trabajando cuando ocurrieron los hechos, según Efe. El servicio de urgencias sanitarias solicitó al servicio 112 que enviara psicólogos al domicilio sobre las 16. 50 horas para atender a la madre y a la abuela de las víctimas. Esta última estaba en la vivienda cuando ocurrieron los hechos. Los gemelos tenían otro hermano, de 18 años, que no estaba en el piso, informó El Correo Gallego en su edición digital.

La Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación, tomó declaración por la tarde al detenido e inspeccionó el domicilio en busca de pruebas, explicaron a Público fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia. Estas mismas fuentes aseguraron que no se trata de un hecho vinculado a la violencia de de género.

A última hora de la tarde, los cadáveres de los dos niños continuaban en el domicilio, donde se desplazó la jueza que lleva el caso y que decretó el secreto de sumario sobre la investigación. Por su parte, el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, calificó de 'horroroso' el episodio y trasladó 'todos los ánimos' a la familia', a la que ofreció toda la ayuda que pudieran necesitar.

 

 

 

 

Durante toda la tarde, multitud de vecinos se han agolpado en las inmediaciones del inmueble y algunos incluso han proferido gritos e insultos contra el detenido, que según algunos testigos no era muy conocido en el barrio ya que llevaba menos de un año viviendo con la madre de los niños.

 

 

Asimismo, una vecina de la abuela de los fallecidos, con la que supuestamente vivía otro de los hermanos, de más edad, ha asegurado en declaraciones a los periodistas que los episodios de violencia contra los menores eran habituales.