Público
Público

Los directivos de 'Egunkaria' rechazan todo vínculo con ETA

Los acusados coinciden en que ni la banda les nombró ni seguían sus directrices

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni fueron nombrados por ETA ni nunca nadie les dijo que tenían que trabajar bajo las directrices que les marcara la banda terrorista. Los cinco ex directivos del diario Euskaldunon Egunkaria, acusados por Dignidad y Justicia y la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) de integración en la organización terrorista ETA, terminaron sus interrogatorios ante el tribunal negando 'rotundamente' cualquier trato con la banda terrorista más allá del estrictamente profesional que pueda tener cualquier periodista.

'Trabajé con absoluta libertad', declaró Martxelo Otamendi, actual director del diario en euskera Berria y máximo responsable hasta su clausura, el 20 de febrero de 2003, del propio Egunkaria. Otamendi respondió con un 'no, nunca' a la pregunta de si habría accedido a ser director de 'un periódico supeditado a ETA'.

La Fiscalía no acusa, pero la AVT pide 15 años para cada imputado

'Nosotros nunca hemos dado cobertura a ETA ni con el euskera ni con nada', aseguró para desmentir la acusación que el instructor del caso, el juez Juan del Olmo, vertió contra los acusados en el auto de procesamiento.

Los cinco acusados se negaron a contestar a las preguntas de las acusaciones, aunque trataron de responderlas en el turno de su defensa. La Fiscalía, que ya en 2006 pidió el archivo de las actuaciones al no apreciar indicios que vincularan Egunkaria con ETA, no formuló ninguna. La AVT pide 15 años de cárcel, un año más del máximo previsto en la ley.

Los procesados defienden la labor del periódico en favor del euskera

La primera declaración fue larga. Iñaki Uria, que fue director de Egunkaria y consejero delegado de la empresa fundadora, Egunkaria Sortzen, trató de explicar el movimiento social que condujo al nacimiento del primer periódico en euskera, Egunkaria, el 6 de diciembre de 1993. Él participó desde el principio en el proyecto. Aseguró que nunca ha estado adscrito a una formación política.

Egunkaria, dijo, nació con unos principios básicos, como estar a favor del euskera, ser nacional, no institucional, plural, militante (en el sentido de dedicarle muchas horas), profesional e independiente. A preguntas del presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, relató que el proyecto recibió ayudas de los Gobiernos navarro y vasco.

Iñaki Uria aseguró que los primeros comunicados de ETA llegaron a la redacción en 1996, cuando también se incluyó en la lista de destinatarios a otros medios, por ejemplo, ETB, la televisión pública vasca. También como otros medios, el periódico informó de ellos. En cuanto a los Zutabes los boletines internos de ETA que se intervinieron a algunos acusados, Otamendi y Xabier Oleaga aseguraron que los tenían por motivos profesionales. Dijeron que nunca los pidieron, y recordaron que muchos medios dan cuenta de su contenido por su valor informativo.

Los periodistas destacan que la publicación recibió ayudas oficiales

Oleaga, director de Egin hasta marzo de 1992, aseguró que se incorporó a Egunkaria como redactor jefe en 1995, aunque aseguró que, mientras fue interrogado, la Guardia Civil le insistió en que dijera que llegó en 1993. En uno de los documentos intervenidos a ETA, en los que se basan las acusaciones, aparece que su nombre se barajó en 1993 como posible director del diario.

Los otros dos acusados, Juan Mari Torrealday y Txema Auzmendi, también negaron cualquier vínculo con ETA o KAS. Y, como sus compañeros, relataron las torturas a las que, según denunciaron, les sometió la Guardia Civil durante su arresto. Las denuncias fueron archivadas.Otamendi la ha llevado, incluso, a Estrasburgo.