Publicado:  06.11.2012 21:05 | Actualizado:  06.11.2012 21:05

Dirigentes del PP a favor del matrimonio gay sacan pecho y piden "zanjar" el asunto

Destacados dirigentes del partido conservador participaron en las marchas y manifestaciones convocadas por la Iglesia contra el matrimonio entre personas del mismo sexo

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una vez más y a raíz de la sentencia del Tribunal Constitucional que rechaza el recurso del PP contra el matrimonio gay, las dos almas del partido que surgieron a raíz de la aprobación de esta ley en 2005 han emergido hoy en tromba. Con satisfacción indisimulada, lo hicieron quienes se pronunciaron siempre en contra del recurso de sus filas e incluso, oficiaron algunas de las 20.000 bodas homosexuales registradas en su anterior condición de alcaldes, como Alfonso Alonso (ex alcalde de Vitoria y hoy portavoz del Grupo Parlamentario Popular) o Alberto Ruiz-Gallardón (ex alcalde de Madrid y actual ministro de Justicia).

Tratando de aparentar un noto neutro, se manifestó, por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista en la cadena Cope hoy martes: el jefe del Ejecutivo no está en contra de las uniones entre personas del mismo sexo, sí en que también se les denomine "matrimonio". Sin embargo, el Gobierno, según confirmó el titular de Justicia, dejará la legislación sobre matrimonios gays tal y como está tras el fallo del TC.

En rueda de prensa esta mañana, el portavoz del PP en el Congreso, además de recordar que él siempre fue un "defensor" del matrimonio gay, aun antes de que José Luis Rodríguez Zapatero aprobara la ley que lo regula, se mostró confiando en que la decisión del Constitucional diese por "zanjado" el debate, que, en opinión de la mayoría del PP, "ha sido superado en la sociedad". Alonso se refirió a las "distintas sensibilidades" que emergieron en su partido a raíz de la ley del PSOE y que, ante las dudas, el entonces principal partido de la oposición decidió ponerlo en manos del TC. "Es legítimo disentir", admitió Alonso, para reconocer que, efectivamente, en el PP eran los menos, entonces, los que se manifestaban a favor de las uniones homosexuales en igualdad con las heterosexuales.

El Foro Español de la Familia, que preside el militante y ex secretario de Estado durante ocho años con José María Aznar, Benigno Blanco, ya ha anunciado una rueda de prensa para mañana miércoles en la que expondrá a los medios cuáles son las "acciones" a emprender por el colectivo tras una sentencia del TC -dicen en su web- que va "en contra del sentir mayoritario de las familias españolas". Hoy martes, Blanco ya ha calentado motores con su reacción sobre el fallo del Constitucional y ha asegurado que éste hace que la confianza que tienen los españoles en la Carta Magna "pierda puntos y licencias".

El PP confía en que el llamamiento de este Foro no cuente con el respaldo que en 2005 recibió de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y de destacados dirigentes del PP, que acudieron a varias de sus manifestaciones. Entre ellos, el presidente de la CEE y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, o los ex ministros Eduardo Zaplana, Ángel Acebes o Jaime Mayor Oreja, entre otros. La primera de estas marchas con el lema "La familia SÍ importa" sacó a 20 obispos a la calle, a numerosos religiosos y a los citados dirigentes del PP. Se celebró en junio de 2005, con la ley del matrimonio gay en marcha, y durante la concentración en la madrileña Plaza de Colón, y según informaron distintos colectivos gays entonces, se corearon lemas como "Los maricones, que adopten ratones", "Por el matrimonio natural y cristiano, y a los maricones que les den por el ano" o "Invertidos, otra vez al armario".

Dos días después de esta concentración, a la que según el Foro de la Familia acudió un millón y medio de personas (el Gobierno socialista la cuantificó en 166.000), el PP invitó como experto al Senado para apoyar sus tesis contra el matrimonio homosexual al catedrático de Psicopatología de la Universidad Complutense Aquilino Polanco, que avaló lo correcto del recurso de los conservadores con afirmaciones como que los gays son "hijos de padres hostiles, alcohólicos y distantes" y de "madres sobreprotectoras" o que los hijos de gays serán gays también. Las afirmaciones de Polaino provocaron un aluvión de críticas, incluso, en las filas del PP: la ministra de Fomento, Ana Pastor; Ruiz-Gallardón o incluso, Zaplana -asiduo a las manifestaciones del Foro de la Familia- mostraron su "profunda discrepancia" con quien se empeñó en demostrar en la Cámara Alta que la homosexualidad es un trastorno de la personalidad.

PUBLICIDAD

Comentarios