Público
Público

EEUU desplegará cuatro buques y 1.100 militares más en Rota

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras meses de negociaciones, España ha cedido a que EEUU desplegue a partir de 2013 cuatro buques y 1.100 militares en Rota (Cádiz) y convertir a la base en el gran eje naval para el sistema de defensa antimisiles auspiciado por la OTAN.

Ha sido el propio Zapatero quien ha hecho el anuncio en la base de la Alianza Atlántica en Bruselas junto al secretario general de la organización, Anders Fogh Rasmussen, y el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, en una rueda de prensa en la que no se han admitido preguntas tras su finalización.

Zapatero confía en crear 'un millar' de puestos de trabajo en la Bahía de Cádiz

El presidente del Gobierno se ha felicitado por la 'aportación decisiva' que hará España, que también contribuye con la base militar aérea de Torrejón de Ardoz. 'Vamos a acoger este componente del sistema debido a su posición geoestratégica y como puerta de entrada al Mediterráneo', ha explicado.

Zapatero ha destacado asimismo el impacto socioeconómico que la presencia estadounidense tendrá en la Bahía de Cádiz y ha estimado en 'un millar' los puestos de trabajo directos o indirectos que se podrían generar, además del aumento de un buen número de infraestructuras y contratos. La decisión del despliegue será aprobada en Consejo de Ministros.

El jefe del Ejecutivo ha destacado la importancia del despliegue estadounidense en territorio español como punto de apoyo para lanzar misiones en aguas internacionales. Además, ha querido destacar que el sistema de defensa no va dirigido contra nadie y que lo que busca la OTAN con ello es 'defender su territorio' contra la proliferación de misiles balísticos en ciertos países.

Los barcos estadounidenses irán dotados con el sistema antimisil Aegis, especialmente preparados para derribar el tipo de proyectiles que fabrican dos de los enemigos de EEUU: Irán y Corea del Norte.

Rota había sido hasta ahora base de apoyo a la Sexta Flota estadounidense en tareas de abastecimiento de combustible, armamento y repuestos. Como centro de apoyo logístico que es, el Pentágono se sirvió de ella para los despliegues de su ejército en la antigua Yugoslavia, Irak y Sudán. Recientemente, España autorizó su uso para la operación internacional contra Libia a cargo de la OTAN.

EEUU ya tenía destinadas unas 3.000 personas en la base

Ahora, la instalación, en la que el Ejército de EEUU ya tiene alrededor de 3.000 personas allí destinadas, entre militares, civiles y sus familias, cambia su cometido y pasará a ser base permanente. Como prueba de la 'generosidad' española Panetta ha procurado recordar el relanzamiento de las relaciones bilaterales entre ambos países.

Rota está en estos momentos en un proceso de modernización y ampliación, conforme a la Declaración Conjunta suscrita por los Gobiernos de España y Estados Unidos el 11 de enero de 2001. Las obras de ampliación y mejoras en los muelles, que se realizan dentro del Programa de Inversiones de Seguridad de la OTAN, está previsto que finalicen antes de fin de año.

La OTAN quiere estar en disposición de anunciar en su próxima reunión de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en mayo del próximo año en Chicago (EEUU), el inicio de la 'capacidad operativa' del sistema. Recientemente, Polonia, Rumanía, Holanda y Turquía se han comprometido a albergar componentes del escudo en su territorio y Rasmussen ya advirtió este lunes de que esperaba nuevas contribuciones de más países. 'Paso a paso el sistema territorial de defensa contra misiles de la OTAN se está haciendo realidad', señaló el secretario general.

La OTAN espera que el sistema esté 'totalmente operativo' en 2018

El escudo antimisiles es un proyecto que lleva varios años sobre la mesa y que ha pasado por diferentes fases. El expresidente estadounidense George Bush fue uno de sus grandes defensores, con un proyecto más amplio que el que se está desarrollando finalmente, apoyado por la Administración de Barack Obama. Rasmussen confía en que el sistema sea 'totalmente operativo' en 2018.

Desde un principio, los planes para proteger a Europa de posibles ataques con misiles crearon roces con Rusia, que temía que se usase en su contra, y defendía un programa conjunto. La OTAN, sin embargo, decidió apostar por dos sistemas de defensa en paralelo -uno ruso y uno aliado- que cooperen e intercambien información.

Tras años de debates, la Alianza acordó lanzar el sistema en la cumbre de Lisboa del año pasado, al considerarlo necesario en un mundo en el que más de treinta países disponen de misiles balísticos o están en el proceso de hacerlo, proyectiles que pueden llevar cabezas convencionales, nucleares, químicas o biológicas.