Público
Público

El equipo de Chacón culpa a Rubalcaba de que no se celebre un cara a cara

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, descarta el debate entre los dos candidatos porque "no está reglado" y por "falta de tradición política"  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No habrá debate entre Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba. El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, descartó la celebración de ese cara a cara a media tarde de ayer, tras señalar que su formación 'no es partidaria' de este tipo de iniciativas.

Fuentes del equipo de Chacón culpan a Rubalcaba de 'no querer debatir en público'. Aunque oficialmente fueron más prudentes, al trasladar 'su respeto' ante la decisión adoptada por la dirección, pusieron el énfasis en que 'la democracia, la participación y el debate de ideas siempre han fortalecido al PSOE'. Defendieron además que esos debates favorecen que los militantes tengan información y, por tanto, 'más elementos de juicio para decidir su posición'.

Valenciano no le ve 'mucho sentido', aunque Rubalcaba está 'abierto a todo'

Una hora antes de que comenzase el pleno en las Cortes que supuso un parón en la campaña por las federaciones para ambos precandidatos, Chacón expresó su disposición a celebrar el cara a cara. 'Estaría encantada. Estoy perfectamente dispuesta', señaló al ser preguntada por esta cuestión en una entrevista en la cadena Ser. Según la exministra, un debate entre los dos precandidatos sería un 'hombro con hombro' porque son más las cosas que les unen que las que les separan.

Poco antes, la dirigente socialista Elena Valenciano que forma parte del equipo de Rubalcaba sostuvo en la cadena Cope que un 'debate público' no tenía 'mucho sentido', aunque esta era 'una decisión de ambos candidatos'. Valenciano recordó que la elección de secretario general corresponde a los militantes. En los pasillos del Congreso, Rubalcaba no recogió el guante y prefirió guardar silencio. El entorno del exministro confirmó por la tarde que estaba 'abierto a todo', dando a entender que Rubalcaba estaba dispuesto a debatir. Ahora bien, apuntaron que la decisión última sobre el debate recaía en la Secretaría de Organización del PSOE, que dirige Marcelino Iglesias. Chacón también se había referido en la entrevista a la conveniencia de debatir siguiendo las reglas que fijase el partido.

'La democracia siempre fortalece al PSOE', dicen en el entorno de Chacón

Iglesias descartó sin embargo la celebración del encuentro a media tarde y se lo comunicó a los precandidatos. 'El partido no es partidario de celebrar este tipo de debates', señaló el dirigente socialista, que dio dos razones para haber adoptado esta decisión. Por un lado, porque 'no está reglado' y por otro, porque 'no existe una tradición política en el país'. Fuentes de su entorno explicaron que Iglesias había trasladado su decisión a ambos precandidatos. Estos aceptaron, dado que 'habían mostrado su disposición a acatar lo que dijera el partido'.

Esta decisión fue lamentada desde el Partido Socialista de Madrid, que pidió a la dirección nacional, a través de un comunicado, 'que se reconsidere la decisión' porque es una 'oportunidad' para que los precandidatos expliquen directamente su proyecto. Una tesis que comparten los afines a Chacón. El secretario regional, Tomás Gómez, se ofreció el pasado martes a convocar un encuentro entre ambos defendiendo el formato cara a cara.

La cuestión de los debates, previsiblemente, se estudiará en el próximo Congreso Federal, explican fuentes de la dirección socialista. 'Tenemos que ir dando pasos' en esa dirección. Sin embargo, estos debates sólo podrían generar 'mayor desgaste y fractura que beneficios' en estos momentos.

El PSM lamenta que la dirección federal impida el debate entre candidatos

Justo lo contrario de lo que piensa Chacón. Ante los micrófonos de la Ser, insistió: 'Siempre que nos cerramos, nos equivocamos'. Así, subrayó que la gente está demandando 'apertura, democracia y cercanía' a los partidos. Y esos son rasgos que quiere imprimir a su candidatura para abrir un 'tiempo nuevo de transformación democrática, de mayor participación, de militantes' y de gente que se acerca al PSOE.

Por su parte, Elena Valenciano puso de relieve que 'no se innova por ser nuevo' sino cuando hay proyecto, experiencia y capacidad de comprometerse, como la que ha demostrado Rubalcaba. La diputada apuntó que entre ambos aspirantes 'diferencias ideológicas no hay muchas' y resumió el proyecto de su rival como 'socialdemócrata, europeísta y con un mensaje común'.

Según Valenciano, el futuro del PSOE necesita de 'todas las manos'. Pero, sobre todo, 'una mano experta' como la de Alfredo Pérez Rubalcaba.

En esta confrontación entre juventud y experiencia, Chacón remarcó que 'no hay superman o superwoman que pueda levantar por sí solo este partido' e insistió en la necesidad de apostar por liderazgos compartidos.

En su primera entrevista después de dar el paso de optar a la Secretaría General del PSOE, la exministra defendió que 'no pasa nada por decir que se han cometido errores'. Una capacidad la de autocrítica que ha aprendido de José Luis Rodríguez Zapatero. 'Un amigo', subrayó respondiendo a los que cuestionaban su lealtad al expresidente por las críticas que había en el documento que suscribió la Plataforma de los 30.

En esta faceta crítica, la exministra resaltó: 'Nos equivocamos primando el discurso territorial en detrimento del social'. Este error, añadió la diputada, lo cometieron los socialistas en Catalunya y en España y ya se 'ha pagado'.

Con la vista puesta en el futuro, Chacón aseguró que sabe cómo va a acabar todo: los militantes van a elegir libremente. Al minuto siguiente, el PSOE va a ser más fuerte y va a estar más unido. Pero hasta ese momento, las polémicas en la carrera por la sucesión son diarias.