Público
Público

Escobar tacha de "guerra sucia" que IU anule la asamblea extremeña

El líder extremeño desliza que "hay muchas personas" interesadas en dejar la organización regional "al borde de la ruptura"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se esperaba que hoy martes el coordinador general de Izquierda Unida Extremadura disparase pólvora contra la dirección federal de Cayo Lara y así lo hizo. Pedro Escobar afirmó que la anulación de la XII Asamblea Regional que le reeligió se debe a 'menudencias administrativas' y es 'la última escaramuza de una guerra sucia' para cambiar su manera de 'gestionar la abstención' que facilitó la llegada al poder de la Junta del PP, tras 28 años ininterrumpidos de gobiernos socialistas.

Así lo dijo en Mérida, en el transcurso de una rueda de prensa en la que informó de la decisión de anoche de la Presidencia Regional de acatar la resolución de la Comisión Federal de Arbitraje y Garantías, y repetir la XII Asamblea Regional el próximo 2 de diciembre. De esta forma, se agregaba en la nota de anoche de la coalición, la Presidencia 'sigue las sugerencias' del tribunal interno de IU de 'repetir la XII Asamblea antes de la X Asamblea Federal, prevista para los días 14, 15 y 16 de diciembre'.

El pasado sábado, la Comisión Federal de Arbitrajes y Garantías tomó la decisión de anular la anterior Asamblea Regional, celebrada el 14 de octubre y en la que el actual coordinador, Escobar, fue reelegido por un 98,5% del voto de los delegados. El sector crítico denominado La Mayoría, encabezado por Margarita González-Jubete y contrario a su gestión, no asistió a esa reunión.

El líder regional precisó que se modificará 'levemente' el criterio de elección de delegados, que ha sido 'uno de los caballos de batalla de la impugnación de este cónclave', de tal forma que los afiliados 'dispersos' no se agruparán 'en una asamblea virtual', como lo calificaba el dictamen del órgano federal de fiscalización interna, sino en la asamblea constituida más cercana a su localidad. Por tanto, se realizará una nueva designación de compromisarios para el congreso, y para ello 'se respetará la foto fija del 29 de julio', aunque se abrirá un nuevo plazo para 'subsanación de errores', ya sea para ponerse al corriente de pago o entregar la ficha, aunque no se admitirán nuevos afiliados.

Escobar critica que lo se pretende es cambiar la manera de 'gestionar la abstención' al PP

Hoy, Escobar se explicó: 'Aceptamos lo que aconseja la Comisión de Garantías y sus deseos son órdenes para nosotros'. Y agregó que la resolución 'es un dictamen sobre menudencias administrativas y con un excesivo celo estatutario'. Pero no le queda más opción que plegarse a Madrid, porque de lo contrario se expondría a que Olimpo designase 'una gestora'. En ese sentido, insistió en que él 'no rompe la organización' ni 'rompe la baraja', y de hecho, no tiene 'ningún problema en hacer la asamblea dentro de tres semanas, dentro de tres meses, cuando sea', ya que la 'opinión super mayoritaria' de Izquierda Unida de Extremadura 'sigue siendo la que se expresó' el 19 de junio de 2011, cuando esta formación anunció la decisión de abstenerse en la investidura del presidente para dejar gobernar al PP. La decisión fue la de mantenerse 'equidistantes del PSOE y el PP, por mucho que desde entonces se vaya vendiendo el mensaje de que estamos sosteniendo al gobierno del PP', lamentó Escobar. Desde entonces, dijo, IU trata de 'gestionar' su abstención 'en un Parlamento que no tiene mayoría absoluta' en beneficio de los extremeños y 'sin sillones' ni 'pillar cacho'.

En ese punto, Escobar recordó que 'Margarita [González-Jubete] y compañía no han hecho ni una propuesta constructiva desde que estamos en el Parlamento extremeño', sino 'sólo decir a todo que no', una postura que el coordinador de IU calificó como 'un tanto infantil, y quizá irresponsable', que 'quizá responde a otros intereses'. Y es que 'curiosamente' este lunes se produjo la 'convergencia cósmica' entre el PSOE, Socialistas Independientes de Extremadura (Siex, socios de IU en 2011) y La Mayoría para hablar de un Gobierno de izquierdas. 'Aquí de lo que se está tratando es de doblar la muñeca a la organización de IU Extremadura para que hagamos otra cosa de la que decidimos entonces', todo ello 'con el visto bueno y toda la simpatía de la dirección federal', sostuvo Escobar.

'Levemente' cambiará el reparto de delegados, gran caballo de batalla

Agregó que 'una forma de visualizar ese cambio de rumbo es acabar con Pedro Escobar, naturalmente', quien 'goza de una salud excelente y tiene el ánimo siempre alto', por lo que 'lo tienen difícil'. En cualquier caso, puntualizó, 'si los militantes de Izquierda Unida mayoritariamente le dicen a Pedro Escobar que se vaya, Pedro Escobar se va', para advertir, que 'nadie fuera de Extremadura, y según de dónde venga el viento dentro de Extremadura, que no sean los militantes de IU, van a hacer que Pedro Escobar se vaya'.

También lanzó dos mensajes a La Mayoría, a Lara y al PSOE. Primero: 'Es la última escaramuza de una guerra sucia a la que nos hemos visto arrastrados hace mucho tiempo'. Y dos: 'Hay muchas personas que están dispuestas a someter a esta organización a una tensión al borde de la ruptura'.