Público
Público

Exteriores impide a una caravana viajar a Mauritania

Los cinco cooperantes querían salir hoy con dos camiones y ayuda humanitaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de que Albert Vilalta y Roque Pasqual estuvieran casi nueve meses secuestrados en Mauritania por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), ayer el Ministerio de Asuntos Exteriores tuvo que ponerse en contacto con los miembros de la ONG Catalunya Transports Solidari para que no viajaran hoy a Mauritania, tal y como tenían programado.

El objetivo era que cinco coo-perantes, con dos camiones, viajasen desde España hasta Casamance (al sur de Senegal), pasando por Marruecos y Mauritania, para llevar todo tipo de enseres desde alimentos hasta material escolar o sanitario a ONG locales. 'La idea que teníamos era que ahora todo está más controlado y es relativamente más seguro. Nos somos unos inconscientes', afirmó ayer el cooperante Antonio Gómez, que estaba muy asombrado por la reacción que su decisión inicial de viajar había ocasionado tanto en Exteriores como entre los medios de comunicación.

Gómez justificó su periplo aduciendo que tanto él como sus compañeros tenían planeado viajar sólo de día y de manera discreta, puesto que sólo eran cinco personas y dos vehículos. 'Eso nos daba tranquilidad', afirmó.

La ONG avisó a Exteriores de sus intenciones hace pocos días y cuando ya todo estaba a punto. Sin embrago, la negativa del Gobierno les obligó a cambiar de planes. 'Estamos decepcionados. Ahora estamos mirando posibilidades para mandar la ayuda. El envío marítimo podría ser una manera', explicó el cooperante, que trabaja en un concesionario de coches, aunque algunos de sus compañeros son bomberos.

Vilalta y Pasqual, miembros de Acció Solidària, fueron liberados por los terroristas el pasado 22 de agosto, convirtiéndose su secuestro en el más largo perpetrado por AQMI contra occidentales. Su compañera Alicia Gómez tuvo más suerte y pudo volver a España en marzo. Además, recientemente un rehén francés fue ejecutado por Al Qaeda.